Enfrentamientos en la Penitenciaría del Litoral deja…
Restaurantes, que funcionan como bares, se hallaron …
Estas son las razones más comunes por las que le pue…
Una persona herida en accidente de tránsito en Guayllabamba
La lluvia causó estragos en Quito, el sábado 12 de j…
Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 13 de junio del 2021
China pone énfasis en explorar el espacio
La Playita del Parque Nacional Machalilla es vital p…

Materiales articulados y livianos se usan en el ‘glamping’

Glamping en Corea del Sur

Disfrutar de las comodidades de un hotel de lujo, pero al aire libre y rodeado de la naturaleza. Esa es la propuesta del ‘glamping’, una tendencia que crece en el mundo y que en Ecuador gana fuerza gracias al paisaje que rodea a las diferentes provincias.

Por eso arquitectos trabajan en diseños para satisfacer las necesidades de ese público, que aumentó tras la emergencia sanitaria. Construyen respetando el entorno.

Esa es una de las reglas que consta en el ‘manual’ de Arquitectura Glamping, que sigue escribiéndose, sobre todo América Latina.

Aquello permite experimentar con materiales, colores y texturas, apuntan los arquitectos Gabriel Moyer y Paula Izurieta, del estudio Caá Porá. Aclaran, eso sí, que se trabaja con materiales livianos y preferiblemente articulados. Evitan el uso de plataformas fabricadas con hormigón.

Moyer e Izurieta diseñaron dos ‘hoteles’ de lujo en medio de la selva amazónica ecuatoriana. Para revestir las estructuras de sus proyectos recurrieron a una membrana importada desde Italia, elaborada con diferentes polímeros. Su tecnología brinda confort interior al visitante en cada uno de los espacios; tiene una duración de hasta 30 años.

Como el propósito del ‘glamping’ es ofrecer total comodidad, aún en medio de la selva, esas habitaciones tendrán un cuarto de baño con ducha de agua caliente.

El número de ambientes dependerá del tamaño de las habitaciones. Las que se edificarán en Ecuador alcanzan los 50m², pero las que están en Tailandia, por ejemplo, son mucho más espaciosas. Tienen el tamaño de una carpa de circo, entre 80 y 100m².

Ese país y la India poseen dos de los ‘glamping’ más espectaculares del mundo. El de Tailandia se divide en dos: terrestre y acuático.

El primero está instalado sobre un Santuario de Elefantes. Los visitantes ingresan a las denominadas ‘Jungle Bubbles’, colocadas sobre una cubierta de madera. Desde allí pueden ver a los elefantes ininterrumpidamente. Las burbujas están construidas con tejido de poliéster de alta tecnología.

En la India, en cambio, el ‘glamping’ está cerca del Ranthambore National Park. Moyer explica que los textiles repelen los rayos UV y que resisten al cambio de clima y a la tensión.

En Ecuador, ese tipo de construcciones se puede implementar en cualquier provincia del país. Para montar un ‘glamping’ en la montaña será necesario realizar una doble cámara con dichos textiles. En el exterior se construye con telas híbridas, de polímeros y vidrio. Hay varios ejemplos en Corea del Sur.

Sobre las estructuras, pueden ser madera o aluminio. Cuando se recurre a la primera opción se procura que sea de la zona para reducir la huella de carbono. La ventaja de las estructuras articuladas es que se pueden desmontar en cualquier momento.

La palabra ‘glamping’ se introdujo hace más de 10 años en Corea, pero su significado fue objeto de apropiación indebida en términos de calidad y comodidad. En lugar de ‘campamento glamoroso’, se instalaron tiendas de campaña de baja calidad, apunta el sitio Plataforma Arquitectura.