117 aspirantes a la Contraloría se postulan en medio…
¿Cuáles son los feriados que quedan en el 2022 para …
Caso de influenza aviar en Ecuador genera activación…
El bálsamo del fútbol disipa, por hoy, los problemas…
25 años de la despenalización de la homosexualidad …
Turi renovó su atractivo para el visitante
AMT controlará vehículos mal estacionados por fiesta…
Municipio advierte sobre riesgo por aves en el Aerop…

El confinamiento mermó el músculo

La pérdida de masa muscular es producto del sedentarismo y de los desórdenes alimenticios

La pérdida de masa muscular es producto del sedentarismo y de los desórdenes alimenticios

La pérdida de masa muscular es producto del sedentarismo y de los desórdenes alimenticios. Foto: Pixabay

Además de secuelas emocionales, el confinamiento causado por el covid-19 también afectó la condición física. En general, hombres y mujeres perdieron masa muscular y ganaron grasa.

Basándose en estudios realizados en Estados Unidos y en Alemania, el deportólogo ecuatoriano Celio Romero afirma que, desde marzo hasta septiembre, las personas perdieron entre un 8 y 12% de músculo y aumentaron entre el 4 y 6% de masa grasa.

En España, por ejemplo, el 44% de sus habitantes subió de peso durante los meses del confinamiento. La mayoría de ellos engordaron entre 1 y 3 kilos, de acuerdo con una publicación difundida por la Sociedad Española de Obesidad.

Aquello se debe, sobre todo, a la falta de ejercicio y a la ausencia de un plan de alimentación saludable y equilibrado, según el deportólogo José Reinhart. Él, además, asegura que las personas más afectadas son las diabéticas, hipertensas y con problemas de sobrepeso y obesidad. A estos se suma la gente de la tercera edad, que no ha podido salir de casa.

Estas últimas forman parte de los grupos más vulnerables a contraer el nuevo coronavirus. Por esa razón, médicos y autoridades les recomiendan permanecer dentro de casa, por lo que no han podido salir al espacio público para caminatas u otras actividades para reactivarse integralmente.

La pérdida de masa muscular, explica Romero, aumenta el riesgo de caídas y lesiones en personas de todas las edades, pero en los adultos mayores también genera dependencia. Cuando esto sucede, necesitan ayuda para levantarse, para caminar y hasta para realizar funciones fisiológicas.

Frente a este escenario, los adultos mayores pueden fortalecer todos los músculos con solo el peso de su propio cuerpo y sin salir de casa. También se les recomienda subir y bajar gradas e incluso ayudar en las tareas del hogar. El propósito es que sumen 150 minutos de actividad física a la semana.

Con relación al aumento de peso, la nutricionista Cristina Calderón dice que una persona puede subir un kilo de masa grasa a la semana si consume 1 000 calorías extras cada día.

Por esa razón, Calderón sugiere retomar hábitos como el de ingerir abundantes líquidos y respetar los horarios de comida. También es importante un descanso adecuado.

Romero estima que luego de la pandemia, las personas necesitarán de entre seis y ocho meses para recuperar su composición física.Alos jugadores profesionales de fútbol del país, por ejemplo, les tomó más de dos meses deshacerse del 4% de grasa extra y recuperarse de una pérdida de 6% de masa muscular.

Frente a una potencial reactivación de centros deportivos y gimnasios, los especialistas recomiendan que el retorno a las máquinas sea progresivo. El ejercicio con peso extra deberá realizarse bajo supervisión para no dañar al músculo.