¿Qué pasó en concierto de Karol G en Guayaquil? Fanáticos cuentan incidentes

Los uniformados debieron utilizar gas lacrimógeno en los exteriores del coliseo para dispersar a personas que no pudieron ingresar. Foto: Gabriela Jurado

Al principio, al medio y al final. En esos tres momentos se escucharon detonaciones y se percibieron olores tóxicos durante el concierto de Karol G en Guayaquil, contaron asistentes al espectáculo.

La Policía Nacional señala que actuó fuera del coliseo Voltaire Paladines Polo .

La noche del pasado viernes 3 de junio la colombiana suspendió por un momento su presentación en el Voltaire Paladines Polo debido a un olor a gas pimienta y desmayos en la zona más cara, cerca del escenario.

“Hermanos qué pasa, si nos estamos portando bien”, dijo la cantante, antes de toser y retirarse del espectáculo. Había transcurrido la mayor parte de la presentación y la gente esperaba que cantara sus éxitos Tusa, Bichota y Provenza.

El retiro de la cantante fue el punto final de una jornada que se vivió con sobresaltos. Los problemas se registraron desde el inicio del espectáculo.

Primer acto

Cuando la cantante urbana comenzó su presentación, fue recibida con juegos pirotécnicos. “Se escucharon explosiones y comenzó a oler como a huevo podrido, la gente decía que era pólvora”, señaló Andrea Romero. Recordó que tuvieron molestias en ojos y garganta, pero que el entusiasmo pudo más y se entregaron a la alegría que proporcionaba la artista.

La pólvora es utilizada en pequeñas dosis en juegos pirotécnicos y el olor de su combustión es similar a la de un huevo en descomposición. Ese aroma es el que se sintió al inicio del show, sostuvieron asistentes.

“Fue un momento y pasó, pero fue al inicio”, aseguró Romero. No hubo mayores problemas y la gente se dejó seducir por el espectáculo que incluía bailarinas, luces y música bailable.

Segundo acto

Transcurridos unos 45 minutos se volvió a percibir un fuerte olor. “Casi nos ahogamos, se nos salían las lágrimas y la gente tosía”, relató María Tello. Algunas personas se arrodillaron para poder respirar y otras mojaban sus mascarillas para intentar filtrar el olor. Por la música, no se escucharon detonaciones ni otro tipo de ruidos.

Según la Policía Nacional, los uniformados debieron utilizar gas lacrimógeno en los exteriores del coliseo para dispersar a personas que no pudieron ingresar. Los asistentes señalan que se quedaron con entradas compradas y pugnaban por entrar.

Tercer acto y final

Cuando la gente esperaba un cierre tranquilo del show vino la peor parte de la noche.

“Se escucharon detonaciones en la zona más cara, hubo desmayos y se olía un gas que quemaba la garganta”, relató Jorge García. Su versión coincide con la brindada por la Policía Nacional que señaló que la seguridad privada usó gas pimienta debido a enfrentamientos entre los espectadores. García, asistente, explicó que la gente de localidades más baratas pugnaba por llegar a la localidad más cara.

“En medio de la pelea comenzó a oler feo, quemaban los ojos y la garganta. Había que agacharse para poder respirar”, señaló este estudiante universitario. El público permaneció al interior del coliseo buscando reponerse, no hubo estampida.

Como 10 minutos después, los aficionados corearon el nombre de la cantante urbana y comenzaron a aplaudir. El escenario se volvió a iluminar.

La música volvió a sonar. Entró el cuerpo de baile y la orquesta, integrada solamente por mujeres. Calentaron el ambiente con versiones instrumentales de la cantante y la gente respondió bailando.

En el mejor momento, volvió Karol G. “Cantó un mix de reggaetones viejos y la gente comenzó a bailar”, señaló Tello.

La paisa volvió a pedir a la gente que se porte bien y se los metió al bolsillo con la trilogía de temas más esperados de la noche. El concierto terminó y la gente volvió a la casa, sin que se registraran nuevos incidentes.

Karol G suspendió concierto en #Guayaquil y reclamó a la Policía por lanzar gas durante su show. #Video » https://bit.ly/3zil3Gv

Posted by El Comercio on Saturday, June 4, 2022

Suplementos digitales