Tres años de angustia y sin pistas de Verónica y Kiara
Jefferson Pérez: ‘Carapaz nos está haciendo un llama…
Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 1 de agosto del 2021
Lasso sumó perfiles con experiencia política para la…
El ISD para el sector aéreo se puede eliminar vía decreto
Los nombres de 15 patriotas están en el ‘libro de muertos’
Testimonio de Martín Mora: ‘Una alta capacidad es ad…
Otro preso muerto y cinco heridos deja nuevo alterca…

Primera misión conjunta de la NASA y SpaceX a EEI volverá a Tierra el 1 de mayo de 2021

Los astronautas estadounidenses Michael Hopkins, Victor Glover y Shannon Walker y el japonés Soichi Noguchi, tripulación de la llamada SpaceX Crew-1 que regresa de la Estación Espacial Internacional para marcar el fin de la primera misión comercial comple

Los astronautas estadounidenses Michael Hopkins, Victor Glover y Shannon Walker y el japonés Soichi Noguchi, tripulación de la llamada SpaceX Crew-1 que regresa de la Estación Espacial Internacional para marcar el fin de la primera misión comercial comple

Los astronautas estadounidenses Michael Hopkins, Victor Glover y Shannon Walker y el japonés Soichi Noguchi, tripulación de la llamada SpaceX Crew-1 que regresa de la Estación Espacial Internacional para marcar el fin de la primera misión comercial completa de la empresa de Elon Musk en asociación con la NASA. Foto: EFE

La Crew1, la primera misión tripulada conjunta de la NASA y la firma privada SpaceX que llegó a la Estación Espacial Internacional (EEI), retornará a la Tierra el sábado 1 de mayo de 2021 y no el miércoles 28 de abril de 2021 como se había anunciado previamente.

Según informó la agencia aeroespacial estadounidense, los tres estadounidenses y el japonés que componen la misión llegarán ese día a aguas del Golfo de México a bordo de una cápsula Dragon de SpaceX sobre las 11.33 hora local (15.33 GMT).

Los astronautas de la NASA Shannon Walker, Michael Hopkins y Victor Glover, junto con Soichi Noguch, de la agencia japonesa espacial (JAXA), habrán previamente iniciado su viaje de vuelta el viernes a las 17:55 hora del este estadounidense (21:55 GMT), cuando la cápsula, llamada Resilience, empiece su proceso autónomo de separación de la EEI.

De acuerdo con un comunicado de la NASA, se acordó aplazar el retorno hasta el sábado a causa de las condiciones de tiempo en las siete zonas previstas de amerizaje frente a las costas de Florida (EEUU), “que actualmente predicen velocidades del viento por encima de los criterios de recuperación”.

Los astronautas volverán a la Tierra tras pasar seis meses en la EEI, durante la cual hicieron diversos experimentos científicos.

Según se informó el lunes, el lugar final se divulgará a pocas horas del amerizaje porque depende de las condiciones meteorológicas, especialmente de los vientos y la olas, y también para evitar la presencia de curiosos cerca del buque que recogerá la cápsula Dragon, la cual descenderá al mar con la ayuda de varios paracaídas.

La Crew-1 es la primera de las seis misiones tripuladas que la NASA hará en asociación con la firma del magnate Elon Musk como parte del Programa de Tripulación Comercial con el que la agencia espacial vuelve a mandar misiones al espacio desde suelo estadounidense y con cohetes y naves fabricados en este país.

La Crew-1 concluye su trabajo y emprende su retorno poco después de que la segunda de estas misiones, la Crew-2, alcanzara la EEI el pasado 24 de abril a bordo de otra cápsula Dragon, llamada Endeavour, tras despegar un día antes desde Cabo Cañaveral (Florida) en un cohete reutilizable Falcon 9.

Este equipo de relevo, que pasará seis meses en el laboratorio orbital, está compuesto por los astronautas estadounidenses de la NASA Shane Kimbrough y Megan McArthur, así como el japonés Akihiko Hoshide, de la agencia JAXA, y el francés Thomas Pesquet, de la Agencia Espacial Europea (ESA, en sus siglas en inglés).

Justamente la cápsula Endeavour llevó por primera vez a dos astronautas a la EEI, Bob Behnken y Doug Hurley, en mayo de 2020 y los condujo de regreso en agosto de ese año como parte de la misión Demo-2.

Se trató de una misión previa que tenía como fin la certificación por parte de la NASA de las cápsulas Dragon de SpaceX, el propulsor de los cohetes Falcon 9 de la misma compañía y sus sistemas de operación terrestre para emprender las misiones conjuntas del Programa de Tripulación Comercial.