El exalcalde Jaime Nebot se excusa de asistir a la s…
Turismo sostenible de ballenas
El profesional de la construcción José Crespo Toral …
La campaña ‘Usa la mascarilla por ti y por los tuyos…
Autoridades, familiares y amigos asisten al velatori…
Gobierno anuncia que entre el 2 y 31 de agosto de 20…
Lluvias continuarán en el callejón Interandino y Ama…
Quito: Locales comerciales del norte con poca gente;…

Un asteroide del tamaño de la pirámide de Giza pasará cerca de la Tierra este viernes 8 de marzo

Imagen referencial. El asteroide que pasará cerca de la Tierra el próximo 4 de febrero del 2018 tiene 0 posibilidades de  chocar con el planeta. Foto: Pixabay-

Imagen referencial. El asteroide que pasará cerca de la Tierra el próximo 4 de febrero del 2018 tiene 0 posibilidades de chocar con el planeta. Foto: Pixabay-

Imagen referencial. El asteroide 2019 DN pasará este viernes 8 de marzo del 2019 cerca de la Tierra. Foto: Pixabay

El asteroide 2019 DN, cuyo tamaño es similar al de la pirámide de Giza según la NASA, pasará cerca de la Tierra, en horas de la tarde de este viernes 8 de marzo del 2019.

El Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA observó por primera vez al 2019 DN en febrero de este año, y determinó que el cuerpo rocoso tiene un diámetro de entre 90 a 200 metros y se desplaza a una velocidad de 7 kilómetros por segundo. La Agencia espacial descartó que el paso del asteroide represente un peligro para la humanidad.

Para conocer la cercanía del asteroide, la NASA usó la escala de la distancia lunar. Se trata del espacio que existe entre la Tierra y la Luna y que mide de aproximadamente 238,900 millas.

Está previsto que el 2019 DN pasará aproximadamente a tres distancias lunares, por lo que estará muy lejos del tercer planeta del Sistema Solar, y equivale a cerca de 3 millones 105,700 millas.

La NASA ha anticipado que aunque el asteroide 2019 DN cambiara el rumbo, su impacto podría generar un daño leve, pero nada apocalíptico.

El próximo 20 de marzo también se espera la aproximación de otro asteroide de un tamaño de entre 100 y 230 metros. Aunque se estima que ese cuerpo rocoso pase cerca a la Tierra a menor distancia, la NASA también ha descartado que represente un peligro para el planeta.

Distintos medios de comunicación se han hecho eco del evento astronómico que será monitoreado por la NASA. Las publicaciones insisten en que el paso de la roca gigante no afectará en nada a la Tierra.