Hombres vestidos con trajes de sanitización asaltaro…
Gobierno entregará USD 112 millones a municipios por…
México reporta el primer caso de Ómicron
Gobierno invertirá USD 22 millones en obras en Moron…
Guayas y Pichincha tienen más vacunados contra covid-19
Corte Constitucional pone límites a despidos por fue…
El BID aprueba ayudas por USD 1 650 millones de dól…
Sebastián Yunda salió libre bajo fianza en Argentina

Londres prohíbe anuncios de comida chatarra en su red de transportes

La prohibición comenzará en febrero de 2019 y supondrá que los proveedores de alimentos y bebidas sólo podrán anunciar sus

La prohibición comenzará en febrero de 2019 y supondrá que los proveedores de alimentos y bebidas sólo podrán anunciar sus "productos más sanos, en lugar de publicitar sus marcas"

La prohibición comenzará en febrero de 2019 y supondrá que los proveedores de alimentos y bebidas sólo podrán anunciar sus “productos más sanos, en lugar de publicitar sus marcas”. Foto: https://tfl.gov.uk/

La ciudad de Londres anunció este viernes 23 de noviembre de 2018 la prohibición de anuncios de comida basura en su red de transportes para ayudar en la lucha “contra la bomba de relojería de la obesidad infantil”.

La prohibición comenzará en febrero de 2019 y supondrá que los proveedores de alimentos y bebidas sólo podrán anunciar sus “productos más sanos, en lugar de publicitar sus marcas”, anunciaron el alcalde, Sadiq Khan, y el organismo Transport for London (TfL).

“Con más de 30 millones de trayectos diarios en la rede de TfL, sus ubicaciones para anuncios ofrecen una oportunidad clave para promocionar la comida buena y un estilo de vida saludable tanto para los niños y sus familias o cuidadores“, afirmaron.

“La prohibición de comida basura en TfL es parte de un paquete de medidas que estoy impulsando”, tuiteó el alcalde. “Debemos actuar ahora contra la bomba de relojería de la osbesidad infantil y reducir la exposición a anuncios de comida basura juega un papel en ello”, añadió.

El mediático cocinero Jamie Oliver apoyó la “increíble medida del alcalde de Londres y TfL”.

Suplementos digitales