Video: un perro en Cuenca boicotea un robo a domicilio
Incremento del Bono de Desarrollo Humano a USD 55 se…
Nueva oleada covid en España empeora los hospitales …
Se registra un amotinamiento en la cárcel de Loja 
Policía incauta 206 kilos de cocaína transportados e…
COE Nacional y ministros se pronunciarán este vierne…
Homero Castanier: Acta de paz no incluye el perdón d…
Usuarios reportan caída de la página de citas para l…

Noemí y Santiago promueven el cuidado del ambiente con sus ilustraciones

Noemí Cevallos y Santiago Cordero dirigen Picturatus desde Cuenca. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

Noemí Cevallos y Santiago Cordero protegen a la naturaleza de una manera muy singular: el dibujo. Ellos forman parte del equipo de Picturatus, un proyecto de ilustración científica y naturalista que en cinco años de vida con el que han inmortalizado unas 200 especies de flora y fauna del Ecuador y el mundo.

Desde este 16 de mayo, 30 de sus ilustraciones de anfibios se expondrán gratuitamente por una semana en el Instituto Nacional de Biodiversidad (Inabio), ubicado en el pasaje Rumipamba y Shyris, al interior del parque La Carolina. Allí, sus obras compartirán espacio con el renovado terrario de anfibios de la institución, donde actualmente se encuentra una docena de ranas arlequín de limón, una especie endémica de Morona Santiago.

Una ilustración naturalista de la especie Boana picturata es la imagen de la exposición. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

‘Los colores de la biodiversidad. Anfibios’ es una exposición que llega a la vida de ambos tras un largo recorrido en el mundo de la conservación, un camino que fue iniciado por Noemí hace más de una década en Quito.

Mientras realizaba sus estudios en biología, Noemí empezó a potenciar su talento en la ilustración científica. Fue en ese entonces cuando descubrió que la ilustración científica ofrecía ese nivel de detalle que complementaba el amplio cuadro que ofrece una fotografía de naturaleza.

Hace cinco años, Noemí se fue a vivir a Cuenca, donde juntó su talento con el de Santiago. Él se había formado como diseñador, pero la ilustración científica fue algo que lo apasionó al revisar el trabajo de la bióloga.

Al unir sus talentos, ellos aprendieron a explorar nuevos caminos en la ilustración científica y naturalista. Mientras que Noemí maneja con experticia con la acuarela, Santiago es diestro con el aerógrafo y el dibujo digital. De esta manera, ellos han combinado sus conocimientos para que sus trabajos sobre anfibios, plantas o mamíferos tengan un alto nivel de precisión como para formar parte de proyectos de conservación o divulgación gestionados a través de Picturatus.

La ilustración científica no solo es un frente para trabajar en la conservación. Para ellos, este trabajo es paralelamente un mecanismo para dar a conocer los peligros que existen en la actualidad para la flora y fauna del planeta por causas como el calentamiento global, la expansión agrícola, la urbanización o las enfermedades. Y uno de los mejores casos que ejemplifica esto es el trabajo que hicieron sobre la Telmatobius niger.

Conocido también como Uco de manchas naranjas, los últimos registros de este anfibio fueron a mediados de la década de 1990, por lo que se cree que está extinto. Esto fue lo que motivó a Santiago a crear una ilustración de la especie en acuarela sobre papel basado en imágenes y descripciones científicas disponibles sobre el animal. Para él, esta es una manera educativa de proteger el medioambiente.

Una semana muy singular

La exposición de Picturatus forma parte de la agenda de actividades por la Semana de la Biodiversidad 2022, que se realizará del 16 al 22 de mayo en varias instituciones de la ciudad, incluido el Inabio.

Francisco Prieto, subdirector de la institución, señala que la meta de estos días es que la gente que llega a La Carolina encuentre nuevas formas de relacionarse con la naturaleza a través del conocimiento científico y la conservación. Es por eso que, por ejemplo, los ilustradores estarán este lunes 16 recibiendo a los visitantes de la exposición, quienes también podrán verlos trabajar en vivo.

Para el 21 de mayo, a las 11:00, las personas podrán visitar el Inabio y convertirse en detectives. En esta actividad lúdica recorrerán el museo, revisarán su biblioteca y accederán a sus colecciones de animales para resolver acertijos en torno a la biodiversidad del Ecuador.