Comunidades indígenas marcharon en Puyo para apoyar …
Volquetas y autos amarillos complicaron el tránsito en Quito
Cuenca: 10 días con falta de gas de uso doméstico
Localizan al menos 40 migrantes fallecidos dentro de…
Se reinstalará nueva mesa de diálogo; Gobierno no ac…
Calma en la Universidad Central en el día 15 de movi…
¿Cuál es la importancia de la vía Calacalí?
Momentos de tensión se vivieron en los exteriores de…

Juana Iza: ‘El reciclaje es una fuente de materia prima para la industria’

Juana Iza es presidenta de la Red nacional de recicladores del Ecuador (renarec) Foto: Julio Estrella / El Comercio

En unas pocas semanas, Juana Iza cumplirá 50 años recorriendo las calles de Quito ayudando en la mejora del medioambiente. Al igual que su madre, ella es recicladora de base, un oficio con el que se siente orgullosa de influir directamente en el cuidado del planeta.

¿Cómo ha cambiado la relación de la gente con el material reciclable?

En los años 60 no había plástico. Nuestra labor se enfocaba en el papel, el cartón, las botellas de vidrio. Fue hacia los 70 cuando apareció el plástico y lo cambió todo. En ese tiempo, la gente no sabía qué hacer con esto y lo ponía en la basura común. Nos tocaba separarlo y empezar a aprovecharlo. Ahora, pese a la información que hay, la gente sigue botando material reciclable en la basura común. Eso dificulta el trabajo de los recicladores y hace que los rellenos colapsen.

¿Hay mayores garantías para los recicladores de base?

No, nos falta mucho. Gran parte del reciclaje en el país lo realizamos gente que vivimos en situación de vulnerabilidad, que no accedemos al seguro social porque nuestros ingresos son de unos USD 200. En el caso de la Renarec, por ejemplo, 53 organizaciones a escala nacional forman parte de la red, que apoya a 1 500 recicladores. De estos, 50% son personas de la tercera edad. Pero solo una pequeña parte somos asociados, ya que en total se estima que hay unos 20 000 recicladores de base en todo el Ecuador, muchos de ellos en situaciones precarias de vida, a pesar de que su labor incide directamente en la eficacia de las políticas ambientales de las ciudades. A esto hay que sumar que en la pandemia muchas personas se quedaron sin trabajo ni dinero, por lo que el reciclaje se convirtió en una ayuda económica.

¿Y ha avanzado la política pública en torno al reciclaje?

La Ley de Economía Circular Inclusiva es un avance importante en el país. No solo reconoce el trabajo de los recicladores de base, sino que también exige a la ciudadanía que se una al reciclaje de residuos sólidos.

Pero todavía necesitamos mejores instrumentos legales para garantizar que el reciclaje sea una verdadera realidad.

¿Qué papel juega el reciclador de base en el país ahora?

Nosotros completamos lo que no hacen las empresas de recolección. Estas recogen la basura y la llevan a un relleno. Nosotros, en cambio, la recuperamos, transportamos, clasificamos, acondi­cionamos y le entregamos materia prima a las industrias.

¿Y cómo se encuentra el reciclaje en el Ecuador en relación con la región?

Como miembros de la Red Latinoamericana de Recicladores, vemos que países como Colombia y Argentina tienen grandes lecciones que darnos. Allí, algunas alcaldías pagan por cada tonelada que se recupere. Esto hace que el reciclaje sea una gestión que se apoya en la ciudadanía, en los recicladores y en los gobiernos locales.

Hoja de vida

Juana Iza es recicladora de base, con casi 50 años de experiencia. Es presidenta de la Renarec. Participó en las mesas técnicas para la redacción de la Ley de Economía Circular Inclusiva.