Un dictamen refuerza la intervención ciudadana en no…
Incendios forestales se duplican en Azuay
Padre y madrastra reciben condena por torturar a niñ…
Conductor de mototaxi instala televisor para que sus…
Estas son las infracciones de tránsito más recurrent…
Contraloría examina a ministro de Energía Fernando S…
Autoridades registran repunte de casos positivos de …
Fiscalía acusará a 14 militares de sabotear radar de…

Cazadores furtivos asesinaron a Rafiki, uno de los últimos gorilas de lomo plateado

Rafiki fue asesinado en la reserva natural en la que vivía por cazadores furtivos. Foto: Cuenta de Facebook Uganda Wildlife Authority

Rafiki fue asesinado en la reserva natural en la que vivía por cazadores furtivos. Foto: Cuenta de Facebook Uganda Wildlife Authority

Rafiki fue asesinado en la reserva natural en la que vivía por cazadores furtivos. Foto: Cuenta de Facebook Uganda Wildlife Authority

Uno de los últimos gorilas de lomo plateado que habitaba en el Parque Nacional del bosque de Bwindi, en Uganda, fue asesinado por cazadores furtivos. Rafiki habitaba las montañas y era famoso y muy querido en su país por lo que su muerte enluta a esa nación.

Según la lista roja de especies de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), la especie está catalogada como en peligro crítico de extinción. Se estima que quedan menos de 2 600 ejemplares.

Las autoridades que protegen la vida salvaje en Uganda informaron a través de sus redes sociales que cuatro cazadores furtivos sospechosos de la muerte de Rafiki fueron detenidos. Los hombres serán procesados en los tribunales de justicia por el delito.

El gorila de lomo plateado pertenecía al grupo Nkuringo, conformado por 17 miembros de estos ocho son hembras adultas, dos adolescentes y tres crías. Este grupo de simios habitada la zona sur del parque Bwindi.

El comunicado de las autoridades de Uganda respecto a la muerte de Rafiki señala que uno de los detenidos confesó que mató al gorila "en defensa propia". Según el sospechoso, cuando acudió al Parque Nacional de Bwindi para cazar se habría encontrado con el grupo de gorilas y Rafiki habría intentado atacarle por lo que le clavó una lanza.

La autopsia del gorila reveló que este falleció a causa de una herida causada por un arma corto punzante en el abdomen que alcanzó sus órganos internos.

Rafiki se encontraba desaparecido desde el pasado 1 de junio de 2020. Los guardaparques empezaron a buscarlo y hallaron su cadáver en la misma reserva natural.