Tema

economía en debate

Santiago Bucaram: ‘Deuda con China debe renegociarse’

Debate Así estamos Actualmente el Ecuador padece una crisis económica muy seria, y no es consecuencia del terremoto del pasado 16 de abril; las causas se remontan a antes de este fatídico día. Este desastre natural solo exacerbó las perspectivas desfavorables que ya se tenían de la economía ecuatoriana. Puntualmente, hasta antes del terremoto, varios organismos multilaterales preveían una contracción de la economía (CEPAL:-0.1%, Banco Mundial:-2%, FMI:-4.5%). La causa principal de esta crisis es el crecimiento excesivo del gasto público (de 21% del PIB en 2006 hasta un máximo de 44% en 2014), lo que generó que la economía en su conjunto dependa malsanamente de las finanzas públicas. A esto hay que sumarle la incapacidad del Gobierno de ahorrar para poder enfrentar eventos inesperados, así como el aumento descontrolado de los niveles de deuda pública (mucha de esta onerosa). En conjunto, esta fue la receta perfecta para volver la economía vulnerable a shocks internos y externos. Y no fu

Larry Yumibanda: ‘Urge acuerdos con EE.UU., UE y China’

Debate Así estamos La recesión económica ha golpeado seriamente al país, afectando a la producción y al empleo. Como resultado del entorno internacional, especialmente, por la caída de los precios del petróleo, el terremoto y la aplicación del populismo macroeconómico por el Gobierno, con el objetivo de disminuir la desigualdad de ingresos entre los ecuatorianos, no consideró aspectos económicos claves. Por ejemplo: un Presupuesto del Estado sostenible y sustentable en el tiempo, estabilidad jurídica y de precios en el mercado interno, determinación de los salarios reales y acordes con la productividad empresarial, un equilibrio de la balanza comercial y una política de endeudamiento prudente con tasas de interés beneficiosas para el país. Eso está ocasionando que la costosa factura la esté pagando la mayoría de los ciudadanos.

Víctor Hugo Albán: ‘Un fondo para la reconstrucción’

Debate Así estamos Los efectos catastróficos del sismo de abril y del fenómeno de El Niño de este año han agravado la situación económica y financiera nacional e internacional del país, la cual ya venía en un proceso de desaceleración de la demanda y de la producción, con escasez de liquidez interna y externa. A fines de marzo pasado, antes del terremoto, el saldo de las reservas internacionales era de USD 2 573 millones, cifra moderada. En tanto el valor de las importaciones de este año (hasta febrero) seguía más elevado que el de las exportaciones. Con tales cifras y el déficit presupuestario, las expectativas eran llegar al incumplimiento de la deuda externa (default).

Bernardo Acosta: ¿Alguien conoce el plan económico?

Así estamos La última recesión que tuvimos fue en 1999, año en el que el PIB cayó 4,7% y, además, buena parte de la población sufrió una dramática pérdida patrimonial. Esta vez estamos atravesando una contracción más profunda y prolongada (-4,5% este año y -4,3% el próximo, según el FMI), con la diferencia de que la banca se encuentra solvente y líquida.

Alberto Acosta Burneo: ‘La economía debe corregir 3 problemas’

Debate Así estamos Ecuador sufre los efectos del exceso de gasto e inversión pública resultantes de una nociva combinación: una ideología que pregonaba que más Estado era mejor y una coyuntura de extraordinarios precios del petróleo. El gasto del sector público no financiero subió a niveles hasta entonces insospechados: pasando de 34,7% del PIB en 2010 a 43,9% en 2014. A pesar de los excelentes precios del crudo, el Gobierno acudió agresivamente al endeudamiento.

Wilson Araque: 'Economía necesita reglas de juego claras'

Debate Así estamos Luego de un escenario de crecimiento económico, basado, ante todo, por la inyección de dinero a la economía nacional vía gasto e inversión pública -proveniente, principalmente, de los altos precios del petróleo-, el Ecuador ha pasado a una situación en donde ese ritmo de crecimiento se ha desacelerado, incluso en el segundo y tercer trimestre se registró un crecimiento negativo del 0,6% y 0,4%, respectivamente, y con previsiones, para el 2016, de mantener la tendencia al decrecimiento.

Nicolás Acosta: ‘El primer paso es generar confianza’

Debate Así estamos Entre 2007 y 2014 el Gobierno ha manejado un alto precio del petróleo que permitía mayor gasto público que estimulaba el consumo y la inversión privada. Las familias y empresas consumían o invertían porque confiaban en la economía. Las doce reformas tributarias que se aprobaron en ese contexto no causaron mayor efecto sobre las expectativas porque la economía mostraba buenas señales. Actualmente sucede todo lo contrario: bajo precio del petróleo, menor gasto público y sobre todo menor confianza. El Indicador de Expectativas del Consumidor, a febrero 2016, cayó 25% con respecto a febrero 2014. Una reforma tributaria bajo el escenario actual empeorará las expectativas y podría generar lo que en economía se denominan profecías autocumplidas. Por ejemplo, si los agentes económicos pronostican que en el futuro habrá una fuerte crisis económica, su propia conducta lo hará realidad.

Francisco Briones: ‘El país debe dejar de comprometer crudo’

Debate Así estamos Al Presupuesto General del Estado no ingresan petrodólares. En teoría solo por la caída del precio del crudo, pero no es así. Veamos cómo se forman los ingresos petroleros. Por el lado de la producción pública, el Fisco recibe una regalía del 18,5%, y del saldo restante, el monto por las exportaciones directas de petróleo una vez satisfecha la demanda interna. Por el lado de la producción privada, el Gobierno recibe un margen de soberanía del 25%, y del otro 75% se queda con el saldo disponible luego de pagar todos los costos y tarifas de producción y transporte.

Pablo Lucio Paredes: La economía requiere 6 ‘shocks’

Debate Así estamos Estamos pagando el precio de los excesos del boom petrolero que terminó a finales de 2014. Un Estado absolutamente excesivo, enormes despilfarros de dinero (que generan aparente actividad económica pero no valor y riqueza), alta deuda en condiciones muy malas, ausencia de ahorro para los malos momentos, retraso en las negociaciones comerciales internacionales, peso excesivo sobre el sector privado (tributario, burocrático, etc.). Y, a pesar de los enormes recursos recibidos, un crecimiento y resultados sociales del país apenas son similares al pasado. Al perder una parte de los recursos externos la economía sigue ajustándose vía decrecimiento. El PIB que llegó a USD 101 000 millones en el 2014, va camino hacia los 93 000 millones, y el empleo en consecuencia se contrae.

Jorge Calderón: Ahora se necesita alentar el consumo

Debate Jorge Calderón, decano de Economía de la UESS Así estamos Desde el 2006, el ritmo de gastos creció de manera acelerada sin considerar parámetros fiscales; el Gobierno eliminó los fondos petroleros (que podrían ayudar mucho en estos momentos), no ahorró lo suficiente, el aparato estatal creció de manera importante, no fue previsivo en cuanto a la coyuntura que hoy atravesamos.

Suplementos digitales