Vicente Albornoz Guarderas

Salarios mal subidos

valore
Descrición
Indignado 17
Triste 9
Indiferente 0
Sorprendido 3
Contento 22
Domingo 05 de enero 2020

Es trágico, pero ese pequeñísimo aumento de 6 dólares en el salario básico fue demasiado para la economía. Tenemos una economía tan, pero tan “aproblemada” que ese aumento, equivalente al 1,5%, fue más de lo que se podía aguantar.

Una mezcla de una mala política económica y una destructiva legislación laboral han producido una economía que no crea empleos y que incluso con ese microscópico aumento, va a destruir más empleos adecuados.

Porque en el Ecuador el problema no es el desempleo, sino el empleo no adecuado. Desempleado, en la definición oficial, es aquella persona que no hace nada, excepto buscar empleo. Pero si vende jugos en la esquina, ya se considera que tiene una actividad económica. Y como esas actividades son casi siempre mal pagadas, se lo define como una ocupación no adecuada. Hoy por hoy, más de cinco millones de personas están en esa situación (según el INEC, a septiembre había 5’151.000 personas desempleadas o en empleos no adecuados).

Más de cinco millones de ecuatorianos sin producir, o produciendo muy por debajo de su potencial, es una tragedia. En realidad son cinco millones de tragedias.

¿Cómo llegamos a este punto? Pues haciéndolo todo mal durante más de 10 años y son dos los principales errores. El primero haber disparado el salario básico y el segundo haber endurecido la legislación laboral.

El disparo del salario básico es evidente. Para demostrarlo debe considerarse que desde que nos dolarizamos, tanto los salarios como los precios han venido creciendo y los salarios lo han hecho más rápido que los precios, pero en ciertas épocas lo han hecho demasiado rápido.

En promedio, entre 2001 y 2007, los salarios aumentaron cada año 4% más que los precios, mientras que entre 2007 y 2014, los salarios crecieron 8% más que los precios y eso, acumulado año tras año, es una diferencia enorme. Eso hizo que en las épocas en que el dinero parecía infinito y cuando el gobierno creyó que podía gastarlo para siempre a manos llenas (entre 2007 y 2014) los salarios se dispararan.

En esa época no era tan grave porque, dado que la economía estaba llana de “esteroides”, podía soportar hasta esos exorbitantes aumentos. Pero hoy, cuando el nivel de “dopaje” es mucho menor” (porque ya no tenemos el barril a USD 120), los sueldos son demasiado altos y el mercado laboral está expulsando gente del sector “adecuado” al “no adecuado”. Entre septiembre 2014 y septiembre 2019, el número de empleos adecuados cayó en 190.000 personas, mientras que la suma de desempleo y empleo no adecuado subió en 1’420.000. Otra sería la historia si no tuviéramos un salario básico tan alto.

Y en un futuro artículo se verá el otro error grave: la pésima legislación laboral.