Marco Arauz

Glory Glory Aleluya

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 76
Domingo 30 de junio 2019

Ya se sabe que las alusiones molestan, y con razón, a los buenos exploradores, pero no se puede ignorar que esa fue una actividad en la que coincidieron algunos malos gobernantes que arrasaron con la riqueza y la democracia durante una década, y que además tienen la oportunidad de hacerse nuevamente del poder.

Glory. La guinda del pastel es que incluso la elaboración del logotipo de la gloriosa firma del tío del exvicepresidente Jorge Glas fue pagada por la firma brasileña Odebrecht. Es uno de los detalles que han salido a la luz durante la difusión de la investigación de ICIJ -la misma de los Panama papers- con periodistas de varios países, entre ellos dos ecuatorianos.

Son revelaciones que completan el oprobioso esquema de corrupción de la firma brasileña y cuya investigación en el Ecuador sigue en pañales. Mientras en otros países como Perú las cosas han ido a fondo, una serie de tropiezos en la recomposición de la institucionalidad tomada por el correísmo, ha impedido un avance importante.
Glory Glory. La fiscal Diana Salazar llegó después de un largo desfile de fiscales temporales que tenían que cuidar las espaldas grandes y pequeñas de sus nominadores. La tarea que tiene enfrente es descomunal. En febrero, la Fiscalía ya tenía información sobre el uso de recursos de dos proyectos quiteños -la Ruta Viva y el Sistema Metro- por parte de Odebrecht para pagar sobornos.

La Fiscal dice que, si halla los suficientes méritos, reabrirá los expedientes cerrados hace 16 meses sobre el Metro por falta de pruebas, mientras que la Comisión Anticorrupción pide que se vuelva a analizar todo el caso y Quito Honesto recopila información. No se sabe qué puede salir de todo esto, pero una cosa queda clara: urge retomar las investigaciones y establecer responsabilidades.

A estas alturas, cuando ha pasado ya medio período del gobierno de Lenín Moreno, él mismo mencionado en el caso Inapapers, entre los votantes hay desencanto con la política formal, y sobre todo hay confusión sobre quiénes son los buenos y los malos, como resultado de la falta de acción de la justicia y la falta de recuperación de al menos un pequeño porcentaje del dinero robado.

Pronto se empezará a hablar de opciones presidenciales y vicepresidenciales y hay pocas sentencias en firme, pese al gran número de acusaciones. Nadie se ha ocupado en serio de la reforma electoral y pudieran replicarse los resultados negativos de la excesiva dispersión de las elecciones seccionales.

Entre tanto, el Consejo de Participación Ciudadana está presidido por alguien que sintoniza con los estilos y las tesis que el país parecía haber superado. Si la justicia no actúa y si no se frena la arremetida política de quienes quieren volver al poder, en medio del desencanto, se perderá lo poco que se ha ganado.
Glory Glory Aleluya, vayamos a explorar.