Jorge Ribadeneira

Castro y Obama

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Domingo 14 de agosto 2011
14 de August de 2011 00:01

Dos personajes mundiales, Fidel Castro y Barack Obama, cumplieron años estos días, 85 y 50 respectivamente. Fueron celebrados a su manera y son muy diferentes entre sí, igual que sus países. El primero de ellos subió al poder el 1 de febrero de 1959 y Obama en enero del 2009. El cubano renunció a la presidencia el 19 de febrero del 2008 pero sigue en plan de figura. El estadounidense busca una primera reelección por cuatro años, algo que no está fácil ni mucho menos.

Castro fue el Gran Jefe de Cuba mientras en los Estados Unidos se alternaron nueve presidentes, con la circunstancia de que hoy la relación entre los dos países mejora lentamente luego de una larga enemistad total. Fidel delegó el poder a su hermano Raúl en el 2006 y actualmente tienen 85 y 80 años respectivamente, con la circunstancia de que no se perfila el sucesor seguro. Raúl está en plan de reformas muy medidas pero el gran personaje del país es su hermano mayor, polémico y todo, dictador implacable para unos y forjador de una revolución popular para otros. El cumpleaños fue moderado, mientras Cuba espera con expectativa una nueva época luego de los dos hermanos.

El presidente Obama es un caso en su país, como primer presidente afroamericano de los Estados Unidos y, sin duda, un personaje interesante pero cada vez más discutido. Su celebración fue amarga. “Aumentan las canas y baja la popularidad” fue uno de lo titulares que miró inquieto el gobernante. “Voy mal en los encuestas al cumplir 50 años pero estaré mejor cuando lleguen las elecciones presidenciales en el 2012” dijo en una entrevista radial. Cuando asumió el poder en el 2009 se le reconocía un 63.3% de popularidad. Eso en los Estados Unidos porque en el resto del mundo llegaba al 90%. Al cumplir 50 apenas si llega al 40% en su país. Entre los hispanos bajó del 73 al 52%. “Tienen razón, hispanos amigos, no he podido cumplir mis promesas de una reforma migratoria integral y aumentaron, desgraciadamente, las expulsiones de indocumentados. Es amargo, pero no solo el Presidente manda en Estados Unidos”. Obama está acusado de mal manejo económico y político nacional e internacional. El anota que la crisis y las guerras fueron una herencia que le dejó mister Bush. Otro dicen que con Bush y Obama se va perfilando un descenso de la potencia, mientras China avanza y talvez en el 2050…Pero USA se defiende mostrando la calidad de sus universidades, entre otras cosas.

Otro de los problemas de Obama es el avance del movimiento extremista de derecha Tea Party, que –además- le acusa de izquierdista. Pero el Presidente y doña Hillary están dispuestos a dar nuevos pasos en las conversaciones con Cuba, mientras critican la política anterior de su país con la isla La explicación de la dama, brazo derecho de Obama, es corta y elocuente. “Tenemos que hablar porque se acerca el proceso final cubano”.