1 de abril de 2019 08:55

Roger Federer y Ashleigh Barty hacen historia en el Hard Rock Stadium

Federer se coloca detrás del estadounidense Andre Agassi y el serbio Novak Djokovic, ambos con seis, como los tenistas que más títulos han conseguido en la historia del torneo.

Federer se coloca detrás del estadounidense Andre Agassi y el serbio Novak Djokovic, ambos con seis, como los tenistas que más títulos han conseguido en la historia del torneo. Foto: Dino García, especial para EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 4
Agencia EFE
(D)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La edición 35 del Abierto de Miami ya tiene a nuevos campeones que representan a distintas generaciones del tenis mundial, con el legendario Roger Federer, ganador en la competición masculina, mientras que la joven australiana Ashleigh Barty, es la reina en la competición femenina.

Ambos consiguieron los títulos sin estar entre los favoritos, especialmente Barty, pero las eliminaciones sorpresa y las lesiones hicieron que al final fuesen los grandes y merecidos campeones.

Federer a sus 37 años, volvió a sorprender a todos con su mejor tenis y después de 17 años de haber disputado su primera final ante otro legendario, el estadounidense Andre Agassi, que perdió, conseguía su cuarto título del torneo al vencer en la final al local John Isner por 6-1 y 6-4, al que ganaba por sexta vez en ocho duelos.

El exnúmero uno del mundo, no sólo ganó el cuarto título en Miami, sólo superado por el propio Agassi y el serbio Novak Djokovic, que tienen seis cada uno, sino que también demostró que es actualmente el tenista más en forma del circuito de la ATP, a pesar que perdió la final de Indian Wells ante el austríaco Dominic Thiem.

Su triunfo, que le dejó un premio en metálico de USD 1 354 000 dólares y 1000 puntos para la clasificación de la ATP, en la que a partir del lunes será el cuarto, también le hizo llegar a los 28 títulos de Masters 1000, incluidos los cuatro de Miami (2005, 2006, 2017 y 2019) y a los 101 en torneos del circuito de la ATP.

El tenista suizo en lo que va de la nueva temporada ya ha alcanzado tres finales consecutivas con marca de 15-1 y logrado el segundo título después de ganar el primero en Dubai.

Federer también se convierte esta temporada en el único tenista que ha ganado varios títulos y romper la racha de 19 torneos consecutivos en los que se había dado un campeón diferente.


Mientras que la joven Barty, de 22 años, que llegó duodécima favorita al torneo, gracias al poder de su saque, se convirtió en la nueva campeona, al ganar en la final por 7-6 (1) y 6-3 a la exnúmero uno del mundo, la checa Karolina Pliskova, quinta favorita, en un nuevo relevo generacional.

Barty, que jugó su primera final en el segundo torneo Premier Mandatory de la temporada y también de su carrera profesional, al igual que Federer, se llevó un premio de USD 1 354 010 dólares y 1000 puntos para la clasificación de la WTA.

La nueva campeona del Abierto de Miami ganó a Pliskova por tercera vez en las cinco que se han enfrentado para lograr el triunfo más importante de su carrera profesional, el que no sólo le daba el título sino que también a partir de este lunes, 1 de abril del 2019, estará entre las 10 mejores del mundo, su gran sueño.


Pliskova, exnúmero uno del mundo, que se convirtió en la primera tenista checa que llegó a la final en el Abierto de Miami, también se aseguró el puesto número cuatro de la clasificación de la WTA.

Los gemelos Bob Bryan y Mike Bryan dejaron en claro que están en plena forma al ganar su sexto título de dobles en el Abierto de Miami al salvar cuatro puntos de set en el 'tie-break' del segundo set para derrotar por 7-5 y 7-6 (6) al holandés Wesley Koolhof y al griego Stefanos Tsitsipas de Grecia.

Los Bryan obtuvieron su título 39 ATP Masters 1000 y el 118 de dobles de tour como equipo y el segundo desde que Bob regresó a la acción en enero después de perder ocho meses debido a una lesión en la cadera, que le obligó el pasado agosto a someterse a una cirugía de reemplazo.


Mientras que la belga Elise Mertens y la bielorrusa Aryna Sabalenka, que llegaron al torneo sin ser cabezas de serie, dieron la gran sorpresa al ser la nuevas campeonas de los dobles femeninos tras vencer en la final por 7-6 (5) y 6-2 a la pareja formada por la australiana Samantha Stosur y la china Zhang Shuai, sextas favoritas.


Pero si hubo un verdadero triunfador en el torneo fueron los organizadores con la decisión de cambiar de la vieja sede de Crandon Park, en Key Biscayne, donde se disputaron 31 ediciones, a la nueva de las instalaciones del Hard Rock Stadium, el campo de los Dolphins de Miami de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL).

Un proyecto de USD 60 millones que convirtió por primera vez a un campo del fútbol americano en una pista de tenis, que cautivó a todas las grandes estrellas del mundo de la raqueta.

Pero lo más importante para los organizadores, al margen del triunfo deportivo, fue el ver los récords de asistencias que se batieron la mayoría de la jornadas de competición.

La última sesión del domingo 31 de marzo dejó una asistencia de 17 373 espectadores, superando la marca anterior de 14 625 que se había dado en la final del 2011.

Mientras que la asistencia completa durante todo el torneo ascendió a 388 734 espectadores, nuevo récord, que superó el establecido en el 2011 con 14 625.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)