Liga (Q) se plantea retener la corona local e ir ‘paso a paso’ en la Copa

Los jugadores de Liga de Quito celebran el gol anotado por José Luis Cazares ante Barelona Sporting Club el domingo 30 de junio del 2019 en el estadio Rodrigo Paz Delgado, en la final de la Copa Alberto Spencer. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Los jugadores de Liga de Quito celebran el gol anotado por José Luis Cazares ante Barelona Sporting Club el domingo 30 de junio del 2019 en el estadio Rodrigo Paz Delgado, en la final de la Copa Alberto Spencer. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Los jugadores de Liga de Quito celebran el gol anotado ante Barelona SC el domingo 30 de junio del 2019 en el estadio Rodrigo Paz Delgado. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

El 25 de mayo, en la última fecha del torneo, antes de la paralización por la Copa América, Liga patinó contra uno de los equipos más débiles del torneo. Aquel sábado, en el estadio Nueve de Mayo de Machala, los albos apenas igualaron 1-1 con Fuerza Amarilla, un equipo con severos problemas económicos y que apenas puede sostenerse en el profesionalismo.

Tras el decepcionante juego, los futbolistas de la plantilla tomaron una semana de vacaciones, tal como estaba previsto desde inicio de temporada. Al volver al trabajo, el directivo Esteban Paz se presentó en el camerino de la casa de concentración de Pomasqui. Allí hubo una amonestación.

Paz dejó clara la inconformidad de la dirigencia con los resultados en el torneo local. “Lo que veíamos en la cancha no correspondía al esfuerzo tan grande que hemos hecho. Por un lado se exigen cosas, pero en la cancha no había la respuesta adecuada”, reflexiona ahora el dirigente.

El semestre pasado, Liga cumplió el objetivo de clasificarse a los octavos de final de la Copa Libertadores, un logro que aseguró USD 4 millones para el equipo, que planteó un presupuesto anual de USD 17 millones. También superó su primer escalón en la Copa Ecuador. Pero la gran deuda pendiente fue el rendimiento del equipo en el Campeonato.

“No estamos de acuerdo con la ubicación en el torneo. Tenemos que entrar a los ‘play offs’ estando más arriba de la posición actual”, agrega Paz.
Liga afronta el segundo semestre del año con metas definidas: el equipo se enfocará en retener la corona local lograda en diciembre y buscará avanzar a las instancias finales de la Libertadores.

“No podemos ofrecer ganar la Copa. Sería irresponsable. Creo que lo mejor es decir que vamos a ir paso a paso, como corresponde, en cada fase. Estamos en octavos de final, tenemos el duelo con Olimpia y queremos ser protagonistas”, sostiene el entrenador del equipo, Pablo Repetto.

Pese a que no quieren ofrecer el torneo internacional, a los albos la Copa los tienta: “siempre hablamos en el camerino de lo que representa la Libertadores. Pero antes de pensar en Olimpia hay partidos que tenemos que sortear”, sostiene Christian Cruz.

Los universitarios comienzan hoy una secuencia de partidos en los tres torneos en los que participan: desde las 18:00, se enfrenta con Universidad Católica, en el estadio Rodrigo Paz. Luego, el martes, se medirá con Alianza Guano, por la Copa Ecuador. Dos días después, jugará con América como local y el martes 23 recibirá al Olimpia.

Para lograr sus planes estratégicos, los albos dieron un golpe en la mesa con la contratación de Antonio Valencia, en unas negociaciones que empezaron en enero y concluyeron con éxito a finales de mayo, tras la Copa América.

En la institución cuentan las horas para el debut. El 12 de julio del 2019, luego de realizar consultas en la Comisión Disciplinaria de la Ecuafútbol se determinó que ‘Toño’ no tiene que cumplir un partido de suspensión, tras sufrir una expulsión hace 14 años, cuando jugaba en El Nacional.

En Liga, todos estaban seguros que Valencia debía cumplir la sanción, incluido el jugador. Pero, luego de la respuesta de la Ecuafútbol, la puerta quedó abierta para que ‘Toño’ pueda ser tomado en cuenta el próximo jueves para el partido ante América, en donde el futbolista es el principal gancho. La ‘U’ invitó a sus abonados en el programa Liguista para que inscriban a sus hijos (de entre seis a 10 años) para saltar a la cancha junto a Valencia.

Además, están previstas otras activaciones y el partido de homenaje al jugador ante Manchester, el próximo año. Pero, además de las cuestiones comerciales, en la ‘U’ confían en que el experimentado futbolista lidere al equipo a lograr los retos deportivos.

Suplementos digitales