15 de junio de 2019 00:05

Histórico tercer puesto de Ecuador en el Mundial Sub 20 de Polonia 

El italiano Luca Ranieri disputa la pelota con el ecuatoriano Jackson Porozo el 14 de junio del 2019 en el Mundial de Polonia. Foto: EFE

El italiano Luca Ranieri disputa la pelota con el ecuatoriano Jackson Porozo el 14 de junio del 2019 en el Mundial de Polonia. Foto: EFE

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 2
Contento 35
David Paredes. Desde Polonia (D)

Ecuador consiguió el tercer lugar del Mundial Sub 20 de la FIFA, la mejor ubicación de una selección nacional en cualquier torneo ecuménico. Ayer (14 de junio del 2019),  la delegación tricolor se despidió de Gdynia -una localidad donde nunca perdió- y de Polonia, luego de mostrar todo su potencial y esa madurez que tanto ponderó el entrenador Jorge Célico.

El duelo con los italianos fue complejo. Se definió en tiempo extra y con el gol de Richard Mina (1-0), en un partido donde la Tri fue superior.

Jorge Célico
caminó de un lado a otro en la zona técnica durante todo el partido, que en los 90 minutos terminó 0-0. Conversaba con el juez de línea, con sus jugadores suplentes y con su cuerpo médico. Pedía tranquilidad en jugadas cortas en propia área y más salida por las bandas cuando había contragolpes. Sus jugadores le hicieron caso y lograron llevar el partido más importante de la Tri a tiempo extra, que lo ganó con el tanto de Mina y una actuación destacada del golero Moisés Ramírez, quien atajó un penal.

Para el DT argentino, el cotejo de ayer, por el tercer puesto, fue igual o más complicado que el de la fase de grupos ante los ‘Azzurri’, donde perdió 1-0.
El combinado tricolor fue dominador absoluto. Generó seis opciones claras de gol en el primer tiempo y en el complementario otras seis. Además, fue fiel al estilo de juego y pudo vulnerar a su rival, que trató de contrarrestar el juego colectivo con faltas bruscas.

Por eso, el estratega argentino se tomaba la cabeza cada vez que sus pupilos desperdiciaban situaciones de gol. Hasta pegó un ligero brinco cuando Leonardo Campana mandó el esférico al travesaño, tras un remate de media distancia.

Fue un juego lleno de tensión en la cancha y en la banca de suplentes, que tuvo sus momentos más intensos en el tiempo complementario. Pero si algo demostró esta Tri durante su estadía en Polonia, es que tiene la madurez necesaria para aguantar todo.

La Selección lució segura en el arco con Ramírez. El equipo tuvo personalidad y mostró que los penales fallados en la fase de grupos no incidieron.
Su juego fue ordenado en todas sus líneas. Le faltó el gol, como lo reconoció Célico en la rueda de prensa.

El penal que atajó el golero Ramírez levantó la confianza de un equipo que no se dejó amilanar por los constantes roces y cruces de palabras, originadas por los italianos. Eso fastidió a los jugadores y colaboradores de Célico, en la banca, los cuales protestaron ante el cuarto árbitro.

El golero ecuatoriano Moisés Ramírez en el momento que evitó el gol tras el penal cobrado por el italiano Marco Olivieri, el 14 de junio del 2019, en el cotejo por el tercer lugar del Mundial Sub 20 de Polonia. Foto: EFE

El golero ecuatoriano Moisés Ramírez ataja el penal cobrado por el italiano Marco Olivieri, el 14 de junio del 2019, en el cotejo por el tercer lugar del Mundial Sub 20 de Polonia. Foto: EFE

El ‘as’ de Célico salió de la banca, ingresó en el segundo tiempo para darle más salida a los volantes. No empezó bien, pero con el paso de los minutos fue asentándose.

El gol llegó al minuto 103. Una jugada de pelota detenida fue aprovechada por el defensor de Aucas, quien apareció sin marca para anotar el tanto más importante de su carrera.

La algarabía de los jugadores era evidente. Desde las gradas los hinchas ecuatorianos también festejaron el triunfo histórico de un grupo de futbolistas, que estaban seguros que les iba a ir bien en el Mundial.
La delegación retornará mañana a Ecuador.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (13)
No (1)