Siete pasos se necesitan para lavarse bien las manos
Nuevos cuadros se forman para renovar el espectro político
Contratos petroleros ya pueden modificarse con la Ley
‘Júnior’, el testigo silencioso del éxito de Independiente
Jaime Culebras trabaja en la conservación mediante s…
La seguridad en las fronteras se debilitó en tres años
Misión de la CIDH visitará Ecuador desde el 1 de diciembre
COE confirma aplazamiento de la apertura de frontera…

La Tri gana más partidos en los estadios de Quito

La Tri jugará contra Venezuela en el Rodrigo Paz el jueves 11 de noviembre. Foto: Archivo / EL COMERCIO

La selección ecuatoriana volverá a ser local en Quito por eliminatorias mundialistas este jueves ante Venezuela, en el duelo ante Venezuela, en el estadio Rodrigo Paz Delgado.

En el distrito metropolitano suma 36 triunfos en sus participaciones en partidos por los clasificatorios a citas mundialistas.

La Tri juega de local en las eliminatorias desde 1962. En ese tiempo ha jugado como local en el Olímpico Atahualpa y Rodrigo Paz (llamado Casa Blanca hasta el 2017) de la capital ecuatoriana y en el Monumental y Modelo, de Guayaquil.

 La mayor cantidad de victorias las festejó, sin embargo, en los escenarios quiteños. En los de Guayaquil, celebró solo en seis ocasiones. Ha disputado 77 cotejos, entre los cuatro escenarios deportivos. 

Ulises de la Cruz jugó con la camiseta tricolor en los dos estadios capitalinos. El carchense recuerda que él y sus compañeros se emocionaban antes de salir al campo por ver los graderíos del Atahualpa llenos de aficionados. “Nos sentíamos fuertes”. Otros se motivaban con la presión por salir a ganar ante los hinchas. 

De la Cruz revive esos triunfos, pero también los alcanzados en el Rodrigo Paz, propiedad de Liga de Quito, ante Venezuela y Bolivia, rumbo al Mundial 2002, cuando el equipo era dirigido por Hernán Darío Gómez. Estos fueron los únicos compromisos disputados en el camino a ese torneo. 

Uno de los triunfos más memorables en Quito fue el conseguido ante Argentina el 2 de junio de 1996, en el Atahualpa. Los goles los marcaron Alberto Montaño y Eduardo Hurtado, a quien se le fueron las lágrimas tras su conquista. Fue el primer triunfo tricolor sobre la Albiceleste. “Jugar ese partido fue especial. Hasta ahora se lo cuento a mis familiares. Quedó en la historia al jugarse en Quito”, recuerda ‘El Tanque’.

El cotejo fue por las eliminatorias al Mundial de 1998. Después, el Atahualpa se volvió el fortín tricolor al conseguir las clasificaciones a los Mundiales 2002, 2006 y 2014.

Sin embargo, para las actuales eliminatorias para Qatar 2022, la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF) escogió como sede al Rodrigo Paz. El entrenador Gustavo Alfaro se acopló y tuvo un inicio auspicioso en sus cotejos en casa. Su equipo derrotó por goleada a Uruguay y Colombia. Luego, perdió ante Perú. Se repuso al derrotar a Paraguay e igualó ante Chile, en el último juego en ese escenario. 

Tras estos resultados, el estratega llevó al equipo al Monumental de Guayaquil, de Barcelona SC, para jugar ante Bolivia, al que superó por goleada. Argumentó, entonces, que sus dirigidos necesitaban actuar en el llano, porque posteriormente irían a Caracas y Barranquilla, ciudades también con temperaturas altas. 

Luego de este periplo, el DT y la FEF vuelven a la casa de LDU, donde Ecuador ha jugado en siete ocasiones en total, con cinco victorias. Por esto, registra una efectividad del 83%.  El estadio de LDU es un fortín en el camino al Mundial.

De la Cruz mira con optimismo el retorno al Rodrigo Paz para el duelo ante los venezolanos. Considera, sin embargo, que los seleccionados deben imponer su juego agresivo en ataque para alcanzar victorias. 

Juan Carlos Burbano, exseleccionado que participó en la clasificación al Mundial 2002, coincide. “No hay margen para el error”. El ‘Chacha’ recalca que es imperiosa la victoria ante los llaneros, pues en los próximos cotejos de local vendrán la favorita y virtual clasificada selección de Brasil y la Argentina, de la figura Lionel Messi. 

Los exseleccionados coinciden en que la cancha de LDU es propicia para desplegar un juego rápido por el cuidado de su césped. La FEF estableció un convenio para que la Selección dispute todos sus partidos de local en el Rodrigo Paz, de la actual eliminatoria, y dejó a un lado al Atahualpa.

La FEF pretende, además, con el retorno al Rodrigo Paz, obtener réditos económicos. Esto luego de que el COE autorizó un aforo del 60% de aficionados para el compromiso ante los llaneros. Para los anteriores cotejos, se permitió un aforo solo del 30%.  

Suplementos digitales