Nicaragua abre investigación contra esposas de líder…
Un hombre que aparentó el suicidio de su pareja fue …
Los artesanos de Huambaló preparan la Expoferia del …
SRI e IESS dicen que información no ha sido sustraíd…
Brasil suma 1 333 muertes por covid en 24 horas y el…
Daniel Rodríguez dirige el Hospital Carlos Andrade M…
Los aforos de los establecimientos se redujeron al 3…
Jair Bolsonaro asegura que en su mandato no se ha vi…

Sepelio de exjugador Dannes Coronel movilizó a cientos de hinchas de Emelec

Augusto Porozo e Iván Hurtado llevan el féretro de Dannes Coronel, por las calles de Naranjal. Foto: Tomada de Twitter @360 EC

Augusto Porozo e Iván Hurtado llevan el féretro de Dannes Coronel, por las calles de Naranjal. Foto: Tomada de Twitter @360 EC

Augusto Porozo e Iván Hurtado llevan el féretro de Dannes Coronel, por las calles de Naranjal. Foto: Tomada de Twitter @360 EC

Las calles del cantón Naranjal se pintaron de azul para despedir a Dannes Coronel, considerado un hijo ilustre de esa zona del país. Su sepelio movilizó a cientos de hinchas que armaron una caravana por sus calles. También estuvieron algunos de sus excompañeros y figuras del fútbol ecuatoriano.

Augusto Porozo, Kleber Fajardo, Vidal Pachito e Iván Hurtado fueron quienes, con ayuda de otras personas, llevaron el féretro. Esto, mientras sonaban los cánticos más representativos del Emelec, club al que defendió en los 90 y con el que fue campeón dos veces. No hubo protocolos ni distanciamiento social a la hora de despedirlo.

Hinchas elaboraron banderas conmemorativas de Ecuador y del cantón que recordaban las fechas de nacimiento y de muerte del exjugador, que también defendió las casacas de Barcelona SC, El Nacional y la Selección.

Sus restos fueron enterrados en el cementerio de la ciudad. Ahí habló Hurtado. “El Patucho siempre decía que de su Naranjal nadie lo sacaba, y esto fue real. Salió de aquí y aquí lo vine a despedir en su tierra”.

El sepelio también generó críticas, porque no se respetaron los protocolos. Hubo hinchas sin mascarilla y sin respetar el distanciamiento social. La caravana fue controlada por la Policía Nacional.