El ecuatoriano que viajó 7 138 kilómetros para encontrar a Mané

Sadio Mané es el líder de la selección de Senegal. Foto: EFE

“Es un tipo súper humilde”. Son las elogiosas palabras que Andrés Ponce dedica a Sadio Mané, la nueva estrella del Bayern Múnich de Alemania, comprado por USD 42 millones por el club bávaro.

Ponce es ecuatoriano y vive en Guayaquil. Pero tuvo de cerca al senegalés Mané, quien será el líder de su selección en el partido mundialista ante Ecuador, el 29 de noviembre del 2022, en Catar.

Para tomarle una fotografía, sacarle unas palabras y hacerle firmar una camiseta, realizó toda una travesía.

Viajó desde Guayaquil hasta Nueva York, Estados Unidos. Y, desde el país norteamericano, emprendió el vuelo hasta Dakar, la capital de Senegal. Fueron 7138 kilómetros de recorrido por los aires.

La idea nació luego de un viaje que realizó al sorteo del Mundial en Catar. Ponce es periodista y cubrió el evento. Por su viaje, contó sobre cuánto cuesta alimentarse en Catar en un día, cómo desplazarse y novedades del país que albergará el Mundial. Lo hizo a través de videos en su cuenta de Instagram.

Sus seguidores empezaron a sugerirle que viajara a otro país y se le metió en la cabeza que iría a Senegal, el rival mundialista de la Tri.

El viaje desde Guayaquil empezó el 27 de mayo y llegó a la capital del país africano el 30 del mismo mes. Para financiar su plan contó con un auspicio de una empresa privada.

Antes de empezar su aventura, Ponce investigó sobre los requisitos. Escribió mensajes de correos electrónicos a la Federación de Senegal, pero sin respuesta. Hasta que logró contactarse con un influencer senegalés.

Él le ayudó a llegar a Kara Thioune, jefe de prensa de la Federación de Senegal. Ponce cuadró su viaje para llegar a los días de entrenamiento de Senegal previo a su participación en la Copa Africana.

Averiguó que no se necesitaba visa para llegar a Dakar, pero al llegar a la terminal aérea le dijeron que sí lo necesitaba. Pensó que todo su plan se vendría abajo.

Entonces, pidió ayuda al jefe de prensa de la Federación senegalesa, quien le envió una carta de invitación para conseguir la visa. Pero la gestión lo obligó a permanecer 12 horas en el aeropuerto.

Hasta ahora recuerda, entre risas, que, en una hoja de papel bond, copiaron su pasaporte y datos, que fueron su documento para poder permanecer en el país africano.

Todas las noches de su estadía en Dakar , revisaba la hoja para cerciorarse de que no la había perdido.

Con el documento siempre seguro, llegó al entrenamiento de ‘Los Leones de Teranga’ y encontró a la estrella.

Ponce le habló de la fundación de ayuda que tiene el jugador. Quiso hacerle una entrevista a Mané, pero el tumulto de gente que esperaba al extremo no se lo permitió.

Con todo, Mané posó para un video y fotos. Y le firmó una camiseta al ecuatoriano. El extremo africano, la nueva estrella del Bayern, mostró su amplía dentadura y siempre estuvo dispuesto a atender a hinchas y periodistas.

Ponce se fue feliz y todas sus experiencias las contó en su podcast en Spotify.¿Habrá una nueva aventura? Ahora, tiene en la cabeza un viaje a Países Bajos, el otro rival que tendrá la Tri en el Mundial.

Suplementos digitales