Nace la tormenta tropical Dolores en el Pacífico mexicano
Francia envió a Estados Unidos una nueva estatua de …
Policía detiene a presuntos sicarios en Samborondón …
El Congreso colombiano aprueba ley que reduce la sem…
Banda delictiva utiliza explosivos para robar en un …
La Asamblea General confirma a António Guterres al f…
‘La variante delta de covid-19 va en camino a …
‘Los resultados de la vacuna anticovid CureVac…

Real Madrid ganó y presiona al Atlético de Madrid por la cima de la liga española

Karim Benzema anotó uno de los goles en la victoria del Real Madrid ante el Cádiz. Foto: EFE

Karim Benzema anotó uno de los goles en la victoria del Real Madrid ante el Cádiz. Foto: EFE

Karim Benzema anotó uno de los goles en la victoria del Real Madrid ante el Cádiz. Foto: EFE

El Real Madrid dejó a un lado el asunto de la Superliga que estuvo a punto de dar un vuelco al mundo del fútbol y superó con solvencia al Cádiz (0-3) en un inicio de la trigésima primera jornada en la que el Sevilla, con intriga, venció 0-1 al Levante para apretar al líder, el Atlético de Madrid.

Con un partido menos, el cuadro rojiblanco, que debe enfrentarse al Huesca este jueves, ha perdido el liderato de forma momentánea. Empatado a puntos con el Real Madrid, necesita puntuar para no perder su privilegiada plaza.

Los hombres de Zinedine Zidane, mermados por las bajas, con un cambio de táctica con cinco defensas y con la primera titularidad del canterano Antonio Blanco, consiguió sacar adelante un duelo que sentenció en la primera parte.

Los arrebatos de Karim Benzema, que marcó un tanto de penalti, asistió a Odriozola en el segundo y cabeceó el tercero justo antes del descanso, sellaron los puntos para el Real Madrid, que en la segunda parte aguantó e hizo cambios para tomar aire de cara a los siguientes envites.

Antes, el Sevilla de Julen Lopetegui sigue empeñado en no sacar la bandera blanca de la rendición por el título. Todo lo contrario. El Sevilla se mantiene en la pelea por acabar en la primera plaza. No tiene freno y ante el Levante sumó su cuarta victoria consecutiva (0-1) con un tanto del marroquí Youssef En-Nesyri, que de nuevo fue decisivo.

Si la pasada jornada ante la Real Sociedad dio la victoria a su equipo, pocos días después alargó su semana grande con otro tanto que vale tres puntos. En-Nesyri está en forma y tira del cuadro hispalense mientras los otros candidatos al título estaban enredados en la Superliga europea.

El Sevilla también se vio beneficiado por la falta de pólvora del Levante, que tras perder ante el Villarreal cambió hasta de portero para voltear la derrota. No lo consiguió. Su dominio duró lo que tardó Joan Jordan en mandar un disparo al travesaño.

Después, con el poderío físico del cuadro hispalense, ya en la segunda parte, En-Nesyri apareció para definir con sutileza una entrega de Suso y dar una victoria que vale oro y con la que se pone a tres puntos del Atlético de Madrid con un partido más. El Sevilla sigue soñando.

También le fue muy bien la jornada a Osasuna, que prácticamente certificó su presencia en Primera División una temporada más. Ganó 3-1 al Valencia, que no acaba de conseguir escaparse de la quema y podría acabar la jornada a cinco puntos de las plazas de Segunda División.

Con solvencia, el equipo de Jagoba Arrasate logró su tercera victoria consecutiva también gracias a los regalos del Valencia. Javi Martínez y Calleri no desaprovecharon los fallos visitantes para abrir un marcador que se ajustó con el acierto de Gameiro.

Guedes, el único que aparentemente podía hacer daño al cuadro navarro, remó demasiado sólo en la tormenta y al final, Roberto Torres, de penalti y después de fallar otro, cerró la cuenta y la salvación de Osasuna.

En el estadio Benito Villamarín, Betis y Athletic no pasaron del empate sin goles y siguen su caída libre de las últimas jornadas. El equipo de Mauricio Pellegrini acumuló su cuarto empate consecutivo, mientras que el Athletic, incapaz de levantar cabeza tras sus dos derrotas en las finales de Copa, suma ya cinco.

Con un jugador menos durante 80 minutos por la expulsión de Fekir, el Betis aguantó el 0-0 gracias, en parte, a la falta de pegada de su rival. El Athletic generó muchas jugadas de gol, pero rara vez encontró rematador. Solo Sancet consiguió conectar alguno, mientras que los hombres de Pellegrini llegaron a marcar por medio de Mendi, a quien el VAR anuló su tanto por fuera de juego.

Lo mismo le ocurrió a Raúl García en el tramo final, en el que el Athletic acosó pero no derribó al Betis. El resultado de puntos mantuvo al cuadro verdiblanco en posiciones europeas y alejó al equipo de Marcelino García Toral.

En el duelo directo por el descenso del día, el Elche rozó una gloria que perdió a cinco minutos del final. Empató 1-1 con el Valladolid, que sobrevivió gracias a un gol del defensa uruguayo Lucas Olaza en el minuto 86 que igualó el de Fidel Chaves de la primera parte.

El tanto de Olaza sacó del descenso al Valladolid, por lo menos hasta que juegue el Huesca este jueves. Sin embargo, el resultado no es bueno para ninguno, que acumulan un mes y medio sin conseguir una victoria. El tiempo se agota, cada vez quedan menos jornadas y aún siguen con el agua al cuello.

El Alaves, sin embargo, sí que se tomó un respiro a costa del Villarreal, que puso en compromiso su sexta posición después de perder 2-1 en Mendizorroza. Parece que Javi Calleja le ha cambiado la cara a un equipo que desde su llegada al banquillo sólo sabe sumar.

Joselu, con un cabezazo en la primera parte, inició la victoria del Alavés, que no fue un camino de rosas. El Villarreal plantó cara a su rival y avisó antes del empate con ocasiones de Chukwueze, Alcácer y Gerard Moreno que salvó Pacheco. Al inicio de la segunda parte Alcácer sí acertó y tuvo que aparecer Edgar al final para cerrar una victoria importantísima para el Alavés.