Tres años de angustia y sin pistas de Verónica y Kiara
Jefferson Pérez: ‘Carapaz nos está haciendo un llama…
Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 1 de agosto del 2021
Lasso sumó perfiles con experiencia política para la…
El ISD para el sector aéreo se puede eliminar vía decreto
Los nombres de 15 patriotas están en el ‘libro de muertos’
Testimonio de Martín Mora: ‘Una alta capacidad es ad…
Otro preso muerto y cinco heridos deja nuevo alterca…

Los manejos políticos fuera de lugar

La última semana evidenció la enorme crisis del fútbol ecuatoriano. Salvataje en Barcelona. Desafortunadas declaraciones del presidente de El Nacional, cuando el DT del equipo denunciaba desatenciones administrativas y recaudación de fondos en Loja para el equipo de la ciudad.

Mientras el Dep. Quito mira desconcertado cómo en esta semana se puede concretar la resta de 6 puntos debido a que la Ecuafútbol no respetó la recomendación de la FIFA para cumplir la normativa por falta de cumplimiento de pago.

Una semana contrastante. La Selección completó un comienzo perfecto, más un USD 1 millón que generó la Tri en taquilla.

La Ecuafútbol tiene la obligación de proteger la actividad de los clubes. Lo que no contempla la normativa es amparar la falta de seriedad en el cumplimiento de los compromisos adquiridos.

Esta organización interpretó mal el concepto de protección y ahora el Quito puede comprometer su existencia futura y ser una terrible lección. Ojalá, esta sea una percepción equivocada.