1 de August de 2011 00:03

Liga-Q no brilló pero pudo superar al Imbabura

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Lucas Acosta se bautizó ayer con un gol en su debut en el Campeonato Ecuatoriano de Fútbol. El volante argentino, contratado por Liga Deportiva Universitaria de Quito para la segunda etapa, festejó con su compatriota Hernán Barcos.

Ese fue el desenlace del partido que jugó ayer de visita el cuadro capitalino al Imbabura Sporting Club. El encuentro se inició a las 14:00, en el estadio olímpico Ciudad de Ibarra.

El técnico del Imbabura, Fabián Bustos, prefirió para esta alineación regresar al clásico esquema de 4-4-2. En los dos primeros cotejos de esta segunda etapa probó con una línea de tres en el fondo y cinco en el medio campo. Sin embargo, el Imbabura perdió esos dos cotejos frente al Emelec y al Independiente.

En tanto los albos, que ayer vistieron su uniforme alterno de color negro, optaron por el 3-5-2.

El primer tiempo fue discreto y con pocas emociones de gol. Eso se observó desde los primeros 15 minutos de juego. En ese lapso no hubo un claro dominio de ninguno de los dos equipos.

El partido se concentró en el medio campo, por lo que en momentos se tornó un encuentro trabado y con pocas oportunidades de llegadas al área rival.

Minutos después, los albos lograron dominar el balón, pero no pudieron tener profundidad. El volante ofensivo Luis Bolaños desperdició la única oportunidad clara de gol que tuvieron los albos en el primer tiempo.

Para la segunda etapa la disposición de DT de Liga, Edgardo Bauza, fue abrir más el juego para romper las dos líneas de cuatro, propuestas por el equipo imbabureño. Mientras, el Imbabura apostaba a salir con pelotazos y al contragolpe. Franklin Salas, que exhibió un buen nivel en los primeros 45 minutos, en el segundo tiempo no pudo mantenerlo.

En el minuto 76, Néicer Reasco cobró un tiro de esquina que Jorge Guagua bajó con la cabeza. Acosta aprovechó que el esférico aún no caía al piso, para lanzarse en palomita y marcar el tanto.

Al final, Bauza reconoció que no fue un partido atractivo, pero tenían la necesidad de ser efectivos para ganar.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)