Consejos para chicos frustrados por aplazamiento de …
Tres secretarías se enfocan en lo social y la inversión
Déficit de 6 000 docentes en Ecuador
Más migrantes vuelven al Ecuador por festividades
Vecinos cuentan los tesoros de su barrio
Nueva Ley establece fusión entre BanEcuador y la CFN
Argentina detecta primer caso de Ómicron en viajero …
Cuenca encendió su árbol de Navidad

Lattanzio llegó de Milán para reforzar al Deportivo Cuenca

Giannina Lattanzio ha jugado cuatro partidos y ha marcado un gol con el uniforme del Deportivo Cuenca. Su meta es el título nacional. Foto: API para EL COMERCIO

Giannina Lattanzio ha jugado cuatro partidos y ha marcado un gol con el uniforme del Deportivo Cuenca. Su meta es el título nacional. Foto: API para EL COMERCIO

Giannina Lattanzio ha jugado cuatro partidos y ha marcado un gol con el uniforme del Deportivo Cuenca. Su meta es el título nacional. Foto: API para EL COMERCIO

Giannina Lattanzio Flores dejó a su familia en Milán, Italia, para jugar en Deportivo Cuenca. La sedujo el proyecto planteado por el club que es alcanzar el título de la SuperLiga Femenina de Fútbol e ir a la Copa Libertadores de América.

Su presencia en la capital azuaya se facilitó por su cercanía con la entrenadora guayaquileña Wendy Villón, quien dirige a las ‘leonas’. Con ella obtuvo títulos nacionales con la selección de Guayas y con los equipos de Rocafuerte y Unión Española. También la tuvo como DT en la Selección ecuatoriana.

Las conversaciones se iniciaron en marzo pasado. No se concretó su vinculación porque tenía contrato con el club español de segunda categoría, Joventut Almassora. A mediados de mayo terminó su relación laboral, visitó a sus padres en Milán y aceptó la propuesta del conjunto cuencano.

La delantera de 26 años califica como una gran experiencia su paso por el fútbol español. “Hubo mucha competencia, mi equipo estaba en el grupo ocho, con 14 equipos”. Al final del torneo, Joventut Almassora quedó en la mitad de la tabla de posiciones.

También aceptó la propuesta porque conoce a la mayoría de sus compañeras, con quienes juega desde el 2014. Lo que le costó fue acoplarse a la altitud de la capital azuaya (2 550 metros) y también tuvo que recuperarse de una fatiga muscular.

Nataly Villavicencio, quien está al frente del plantel femenino del Cuenca, asegura que Giannina le aporta experiencia al equipo por ser seleccionada nacional. “Ella estuvo en los planes desde los primeros meses de este año”.

Lattanzio se estrenó el pasado 8 de junio ante Barcelona, en el estadio Chirijos de Milagro. Su equipo perdió el invicto (1-0), pero terminó conforme con su accionar durante los 85 minutos que estuvo en la cancha. Hasta la fecha ha jugado cuatro partidos y ha marcado un gol, frente al Delfín.

La futbolista tiene doble nacionalidad, es hija del italiano Davide Lattanzio y de la ecuatoriana Gina Flores. Su madre y su hermana Stephanie vinieron de Milán para visitarla unos días en Cuenca. La vieron jugar frente al Barcelona y hoy se despiden observando el juego con Emelec (13:00), en el complejo de los Samanes. Tiene otro hermano: Luigi.

Durante seis años vivió en Guayaquil. Allí estudió en la Universidad Católica y obtuvo el título de Ingeniería en Marketing. Desde finales de mayo pasado reside en Cuenca, con la entrenadora y otras jugadoras nacionales.

Lattanzio está convencida que hay plantel para alcanzar los retos planteados.

Después de 13 partidos jugados, el conjunto cuencano es líder de la Zona 1 con 34 puntos y más 36 de gol diferencia, seguido de Carneras UPS con 34 puntos y más 27, pero con un cotejo más. Barcelona tiene 33 unidades en 13 fechas.

La número 9 del cuadro azuayo califica como un gran paso al profesionalismo la actual SuperLiga Femenina.

Suplementos digitales