Extracción petrolera y minera, bajo las alertas ambi…
Guayaquil mantiene saturación de camas UCI por covid-19
¿Cómo distinguir los síntomas del covid-19 y la gripe?
Cinco personas fueron detenidas en una bocamina de Zaruma
Lasso viaja a Colombia para reunión de la Alianza de…
Proyecto de Código del Trabajo se aprobaría a mediad…
En febrero se inicia el feriado de Carnaval, uno de …
Más sitios de vacunación contra covid-19 se habilita…

‘No hay elementos’ que vinculen al sospechoso islamista con atentado de Dortmund

Ayer, miércoles 12 de abril del 2017, durante el partido en Dortmund, la policía mantuvo la seguridad tras tres explosiones que afectaron a un jugador del Borussi Dortmund el pasado martes. Foto: EFE

Ayer, miércoles 12 de abril del 2017, durante el partido en Dortmund, la policía mantuvo la seguridad tras tres explosiones que afectaron a un jugador del Borussi Dortmund el pasado martes. Foto: EFE

Ayer, miércoles 12 de abril del 2017, durante el partido en Dortmund, la policía mantuvo la seguridad tras tres explosiones que afectaron a un jugador del Borussi Dortmund el pasado martes. Foto: EFE

La policía alemana no encontró ningún elemento que permita vincular al sospechoso islamista detenido con el atentado cometido el martes 11 de abril del 2017 contra el autobús del equipo de fútbol de Dortmund, anunció el jueves 13 de abril la fiscalía antiterrorista alemana.

“La investigación no permitió hasta el momento encontrar elementos que demuestren que el sospechoso participó en el atentado”, afirmó la fiscalía en un comunicado. Sin embargo, la fiscalía anunció que el sospechoso quedará en detención preventiva debido a que en el pasado, cuando estaba en Irak, perteneció al grupo yihadista Estado Islámico (EI) .

El hombre, un iraquí de 26 años identificado por la justicia como Abdul Beset A., está sin embargo acusado de pertenecer presuntamente en su país, al menos desde 2014, al grupo yihadista Estado Islámico (EI), indica la fiscalía antiterrorista, que pide su detención.

También es sospechoso de haber sido responsable en Irak de un comando de unas diez personas que cometió secuestros, chantajes y asesinatos. En marzo de 2015 pasó de Irak a Turquía y llegó a Alemania a principios de 2016, cuando el país recibía millones de migrantes.

Suplementos digitales