26 de August de 2011 09:27

Guardiola vs. Mourinho: segundo duelo de liderazgos antagónicos

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Nuevo debate, nuevo cruce de filosofías, los mismos objetivos y la tensión intacta: Josep Guardiola y José Mourinho iniciarán el segundo capítulo de su duelo personal desde la cúspide de los dos equipos más poderosos de la Liga española de fútbol.

Tras una temporada que encontró a un Guardiola y a un Barcelona por encima de Mourinho y del Real Madrid y de una final de Supercopa de España oportuna para revalidar el clima de tensión absoluta vivido en los cuatro clásicos de abril y mayo, los dos técnicos apostarán un nuevo año a la única meta posible de los títulos.

El panorama los encuentra ante dos escenarios bastante disímiles: mientras "Pep" reanudará el plan de reinyección de estímulos a un grupo de jugadores que ya lo ganó todo, "Mou" pondrá a prueba nuevamente su tolerancia a la frustración de la mano de un Real Madrid cada vez más hambriento de gloria.

Desde que ambos compiten juntos en el fútbol español, Guardiola cosechó los títulos de la Liga, la Liga de Campeones y la Supercopa de España, tres torneos en los que incluso se forjó como verdugo del equipo madrileño. Mientras tanto, Mourinho debió conformarse en su primer año apenas con el título de la Copa del Rey y con sólo una victoria (conseguida en la prórroga) en siete partidos disputados contra el Barcelona.

A horas del comienzo de la Liga, se espera una fidelidad al "modus operandi" de los entrenadores del Barcelona y el Real Madrid para la temporada que se viene. Mientras Guardiola intentará concentrar el foco en lo que suceda dentro de los campos de juego, Mourinho repartirá la atención entre el propio fútbol de su equipo y las ruedas de prensa, aún cuando se ausente de la misma y deje su lugar a su asistente Aitor Karanka.

Las dos finales de la Supercopa de España jugadas hace unas semanas dejaron un balance claro para el inicio de la temporada: el Real Madrid deberá redoblar su esfuerzo para poder quebrar la hegemonía del Barcelona y la crispación entre ambos clubes ante cada encuentro deportivo continúa latente.

De hecho, el incidente protagonizado por Mourinho y el ayudante de Guardiola, Tito Vilanova, en los últimos minutos de la vuelta de la Supercopa opacó a la equiparación de nivel que mostró el Real Madrid respecto al Barcelona en la gran mayoría de las coberturas de los medios españoles. Para Guardiola se tratará de un nuevo año con la necesidad de perdurar la excelencia futbolística y con un misterio en el desenlace de su relación con el Barcelona.

El mismo técnico que hoy tendrá la oportunidad de superar a Johan Cruyff con la obtención de 12 títulos en el banquillo azulgrana podría estar viviendo su última temporada en el conjunto catalán. "Cuatro años en un equipo tan grande debes tener mucho coraje. Los jugadores están cansados de uno, uno se cansa de los jugadores...", afirmó en una entrevista emitida por la RAI en abril.

Durante el actual curso, el entrenador catalán resolverá la intensidad de su coraje, así como la relación de un grupo de futbolistas que ya visitó la gloria una y otra vez en los últimos tiempos.

La nueva temporada de Mourinho se basa en las obligaciones: la de destronar de una vez por todas al máximo rival de la liga y la de justificar toda la revolución generada (tanto futbolística, como directiva y mediática) desde su llegada al Real Madrid.

Ya sin Jorge Valdano en el barco, el portugués parece encaminarse sin obstáculos, al menos en el fuero interno, hacia la búsqueda de los títulos de trascendencia. Su historial vaticina un buen augurio para su segunda temporada en el club blanco: tanto en el Porto como en el Chelsea, Mourinho se llevó los títulos de ligas en su segundo año, mientras que en el Inter se coronó con el triplete: Liga, Copa y Liga de Campeones.

Así y todo, el tropiezo inicial en la reciente final de la Supercopa de España y actitudes como su agresión a Vilanova en el Camp Nou evidencian todavía una falta de manejo en el control de la situación, al menos en los enfrentamientos contra el Barcelona.

"Mou", experto en acaparar la atención y liberar a sus jugadores del foco de las críticas, tendrá ante sí quizás el desafío más exigente de su carrera como entrenador: quitarle la corona a un equipo que posee al mejor jugador de la tierra, a nueve futbolistas de la selección campeona del mundo y que es dueño de un fútbol exquisito rodeado de éxitos. Guardiola y Mourinho inician este fin de semana el segundo capítulo de su duelo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)