Hombres vestidos con trajes de sanitización asaltaro…
Gobierno entregará USD 112 millones a municipios por…
México reporta el primer caso de Ómicron
Gobierno invertirá USD 22 millones en obras en Moron…
Guayas y Pichincha tienen más vacunados contra covid-19
Corte Constitucional pone límites a despidos por fue…
El BID aprueba ayudas por USD 1 650 millones de dól…
Sebastián Yunda salió libre bajo fianza en Argentina

Marco Segura, exfutbolista de Aucas, Delfín SC e Insutec, no puede caminar y atraviesa un complicado estado de salud

Imagen referencial de Marco Segura (der.) con la camiseta del Deportivo Quevedo. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Imagen referencial de Marco Segura (der.) con la camiseta del Deportivo Quevedo. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Imagen referencial de Marco Segura (der.) con la camiseta del Deportivo Quevedo. Foto: Archivo / EL COMERCIO

El futbolista ecuatoriano Marco Antonio Segura Navarrete, oriundo de Quevedo y exjgugador del ‘SuperDepor’ Quevedo, Santa RitaAucasDelfín SC e Insutec en las temporadas 2011, 2015 y 2019 respectivamente, según la información publicada por los registros de la Ecuafútbol, está atravesando un complejo estado de salud. 

Marco Segura nació el 18 de octubre del 1986 y se desempeñó como delantero titular en el conjunto Insutec de Quevedo en el cual jugó la tercera fase de la Copa Ecuador 2019, se unió a las filas del equipo 7 de octubre de la provincia de Los Ríos, para la temporada 2020.

La salud del deportista fluminense, se vio afectada a inicios de enero de este año cuando le fue diagnosticada una masa entre la columna y la médula, lo que le impide a Segura tener sensibilidad desde la zona del abdomen hacia abajo, e incluso problemas con el páncreas.

El deportista publicó un video de 10 minutos de duración en su cuenta personal de la red social Facebook, en donde agradece a las personas de Quevedo, quienes lo han apoyado durante este difícil momento y de igual manera solicita ayuda para solventar la enfermedad que lo aqueja.

En la parte medular del video, en donde Segura está en una camilla de un hospital público y con asistencia de oxígeno, realiza un esfuerzo para explicar que no puede caminar ni volver a jugar y que su recuperación puede tardar de seis meses a dos años, debido a la enfermedad que lo aqueja.  

“Envío saludos a todos, porque de esta yo voy a salir de aquí, en cualquier momento pero yo salgo”. “Estoy pasando por un momento muy duro, pero así es la vida y hay que echarle para adelante”. “No quería hacer esto pero es la impotencia que siento”. “No quiero que sientan pena sino que me den mucho ánimo para salir de esta situación que estoy pasando, una situación bien dura”. 

Marco Segura llegó al 7 de febrero, procedente del Insutec de Quevedo, club que actúa en la Segunda categoría del balompié nacional. 

Suplementos digitales