Exmilitar es detenido por el magnicidio de Moise
Gremios de la salud mostraron inconformidad en plantón
Contraloría detecta irregularidades en compra de si…
Exportaciones mineras se incrementaron en 134,4%
El periodista Carlos Jijón es el nuevo vocero del Gobierno
Bachilleres buscan las carreras tradicionales
Cámaras registran incendio en zona comercial de Esmeraldas
Fiscalía tiene un año para investigar a Guillermo Lasso

Eduardo Granizo aseguró que el traspaso de ‘Gonzalo Chila’ de Olmedo a Liga de Quito fue legal

Angel Cheme (7) de Liga de Quito avanza ante la marca de un zaguero del Deportivo Cuenca. Xavier Caivinagua/ EL COMERCIO

Angel Cheme (7) de Liga de Quito avanza ante la marca de un zaguero del Deportivo Cuenca. Xavier Caivinagua/ EL COMERCIO

Introduzca el texto aquí

Eduardo Granizo deslindó a Liga de Quito de la responsabilidad por la suplantación de identidad del jugador Gonzalo Chila, quien en realidad se llama Ángel Cheme. El exdirectivo del Olmedo, conversó la mañana de este martes 9 de junio del 2020 con la estación Área Deportiva, de Quito.

Granizo fue el presidente del equipo riobambeño en el 2009, cuando Chila fue transferido al conjunto albo, donde permaneció dos años hasta que explotó el escándalo por su falsificación de documentos. 

El jugador participó con su nombre adulterado en el título de Liga en la Recopa Sudamericana 2010 y que ganó a Estudiantes de La Plata, lo que 10 años más tarde provocó el reclamo del cuadro argentino ante la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol). El ente, a su vez, exigió a la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF) una aclaración.

Por ello, Granizo aseveró en el Olmedo que también desconocían esa irregularidad cuando el volante ofensivo estuvo en sus filas. “Tomamos la decisión de adquirir a Gonzalo Chila. Llegó libre y adquirimos sus derechos. No sabíamos de sus antecedentes de cambio de nombre”, detalló el expresidente olmedino.

“La negociación fue de Olmedo a Liga. No existió ninguna persona cuando llegó a Olmedo (…). Nosotros desconocíamos del tema, nos respaldábamos en los documentos de la FEF y no se veía ninguna anomalía”, agregó a la estación capitalina.

Finalmente, Granizo reiteró que los directivos de ambos clubes “no tenemos nada que ver” con el ilícito cometido por el futbolista, quien hace pocos días aseguró que la directiva de Liga de Quito sabía de su situación. La familia Paz, encargada del equipo de fútbol, aclaró que se enteró de la situación cuando apareció el verdadero Ángel Cheme y amenazó a la institución para conseguir réditos económicos.

Por este motivo, el expresidente del Olmedo argumentó que “los clubes y la Federación se vieron perjudicados en algo que el registro civil debió detectar. Los clubes no tienen nada que ver”, y que “Estudiantes debió pedir documentación a su debido tiempo. Ahora ya está prescrito, el futbolista jugó 10 años antes con ese nombre”.

Suplementos digitales