Nueva gerencia del Metro también cree que la asisten…
Nuevo seguro para Coca-Codo Sinclair se contratará; …
Alcalde Jorge Yunda dispuso que en todos los mercado…
Fondo Ambiental patrocinó proyectos en Quito con USD…
Indígenas de Cotacachi, en Imbabura, realizaron toma…
Lluvia y granizo provoca acumulación de agua, inunda…
Pleno de la Asamblea decidirá si prioriza juicio pol…
Estudiantes presentan trabajos finales en los último…

El ecuatoriano Pervis Estupiñán volvió a ser titular en el triunfo del Villarreal

El lateral Pervis Estupiñán volvió a la titularidad con el Villarreal, en la Liga española. Foto: EFE.

El lateral Pervis Estupiñán volvió a la titularidad con el Villarreal, en la Liga española. Foto: EFE.

El lateral Pervis Estupiñán volvió a la titularidad con el Villarreal, en la Liga española. Foto: EFE.

El Villarreal rompió en Ipurúa, al ritmo de tres asistencias de Gerard Moreno, su racha de ocho partidos sin vencer y se impuso por 3-1 ante un Eibar que vendió cara su derrota.

El ecuatoriano Pervis Estupiñán fue titular y disputo los 90 minutos del encuentro. El lateral protagonizó sus tradicionales desbordes, pero por poco complica a su equipo, tras cometer una mano a los 41 minutos.

Tres pases de gol de su principal artillero, aprovechados perfectamente por Moi Gómez, a los 59 segundos, el colombiano Carlos Bacca (m.34) y Alfonso Pedraza (m.87), devuelven la sonrisa al cuadro de Unai Emery.

El partido empezó con fuerza, con un arrancada veloz de Bryan Gil a los quince segundos que acabó con un tiro que detuvo el portero. La réplica inmediata llegó con un magistral pase de Gerard Moreno, que culminó a la perfección Moi Gómez por el costado izquierdo.

Todo un mazazo para el Eibar, al que esta temporada además le cuesta un mundo hacer gol. El Villarreal, con el marcador a favor, manejó a su antojo el partido y Bacca no tardó en volver a crear peligro, pero el Eibar, equipo siempre valiente, poco a poco fue creciendo y empezó a creer que podía dar la réplica.

Pero un error defensivo de Esteban Burgos propició un robo de Manu Triguero y un contragolpe letal de Gerard Moreno, que permitió a Bacca incrementar la ventaja con su primer gol de la temporada.

El 0-2 ponía las cosas muy cuesta arriba al Eibar. Pero la esperanza volvió en el minuto 40 gracias a una mano del ecuatoriano Pervis Estupiñán dentro del área a un centro de Arbilla, aunque duró poco, ya que Burgos lo lanzó flojo y mal Burgos y detuvo Sergio Asenjo con el pie.

Mendilibar movió el banquillo tras el descanso con la entrada de Kevin Rodrigues y de Sergi Enrich en lugar de Aleix García y del japonés Takashi Inui, para buscar más mordiente ofensiva.

El Eibar apostó una vez más por la valentía. No le quedaba otra. Y le permitió acortar distancias con un disparo de Sergi Enrich que en principio no se señaló por el árbitro, ya que Asenjo lo sacó inmediatamente cuando apenas había llegado a entrar en la portería, pero tras revisarse la jugada se vio que había sido lo suficiente para subir al marcador.

El tanto levantó los ánimos del conjunto vasco, que hizo sufrir más al Villarreal. Aún así, a la contra tuvo también sus opciones para sentenciar, pero las alarmas saltaron cuando a los 80 minutos el francés Etienne Capoue fue expulsado con roja directa por una dura entrada sobre Diop.

Esta circunstancia incitó aún más al Eibar a lanzarse al ataque, pero otra vez careció de acierto y otro contragolpe, con un gran pase de Gerard Moreno, lo aprovechó Alfonso Pedraza para sentenciar el encuentro y dar una victoria más que necesidada al Villarreal y propinar una derrota dolorosa al Eibar, que acumula diez encuentros sin ganar.