Carlos Gruezo anuló la generación de juego de Chile y fue la figura de Ecuador

Carlos Gruezo disputa el balón con Eduardo Vargas, en el partido entre la selección ecuatoriana y Chile. Foto: EFE

El mediocampista Carlos Gruezo se consolidó como el mejor jugador de Ecuador, este 5 de septiembre de 2021, cuando se enfrentó a Chile por la eliminatoria mundialista de Catar 2022. El deportista controló a los volantes creativos rivales.

Al primer minuto de juego, Gruezo tuvo un roce con Arturo Vidal, referente chileno. El ecuatoriano salió con la pelota dominada tras el choque y la cedió para uno de los creativos ecuatorianos.

Esa fue la tónica del juego. Gruezo supo ubicarse en la media cancha para controlar los intentos de contragolpe rival. El volante de marca, que milita en el Augsburgo de Alemania, evitó la generación de juego que planteaban los chilenos, cuando Ecuador perdía la pelota en ataque.

Durante el juego tuvo pocas apariciones en territorio contrario. Su misión era la de contención y la cumplió a cabalidad, para que Moisés Caicedo -su acompañante- tenga la libertad de acercarse a la portería chilena.

Su trabajo se intensificó en los últimos 30 minutos del juego, debido a la expulsión de Junior Sornoza. Con un hombre más, Chile trató de adelantar sus líneas, pero el volante estuvo presto en los anticipos y recuperaciones.

Gruezo suma un gol en los 33 partidos con la selección mayor, desde su debut en mayo del 2014. Pese a las críticas que recibe de la afición, se consolida como el jugador más regular de la eliminatoria actual.

Suplementos digitales