¡Que viva el Quito de antaño en La Ronda!
María Elena García: ‘La inclusión beneficia a toda l…
12 días al año bajará el IVA del 12% al 8% en el sec…
Las exportaciones de arroz nacional cayeron 95% este 2021
Mera, Bagüí y Pellerano, los ‘duchos’ de la final
Vacunarse es una responsabilidad colectiva
Festival de Orquestas en la agenda de Fiestas para e…
Australia detecta el primer caso local de la variant…

La FEF busca aliviar sus finanzas con la Tri

Desde la izq.: Alexander Domínguez, Ángelo Preciado y Félix Torres marcan a Duvan Zapata (7), de Colombia, en el partido del 14 de octubre en Barranquilla, por las eliminatorias. Foto: EFE

El estadio Rodrigo Paz será la sede y la FEF gestiona tener más público en ese cotejo. Francisco Egas, presidente del organismo, confirmó que se tramitará ante el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional la autorización para contar con el 75% del aforo ante la ‘Vinotinto’. En el último partido se autorizó el 40% en el estadio Monumental de Guayaquil.

El objetivo sería lograr una recaudación superior a los USD 800 000, que aliviaría el presupuesto de la organización. “Confiamos en que se pueda tener el aforo en un mayor porcentaje, para mejorar los ingresos. Es el partido clave para la Selección, porque seguimos en el tercer lugar de la tabla de posiciones”, dijo Egas.

En el presupuesto anual de la FEF se proyectó tener un ingreso superior a los USD 2 millones con los partidos de local. Sin embargo, esto no pudo cumplirse por el impacto de la pandemia del covid.

En los partidos que se jugaron en Quito, el COE autorizó el 30% de aforo ante Chile y Paraguay. En Guayaquil, en cambio, se autorizó el 40% para el juego contra Bolivia.

Aunque no se conocen los informes de taquilla de los tres encuentros, lo recaudado por la Ecuafútbol solo habría llegado al millón de dólares.

En el plan de la FEF de 2020, solo en la Selección mayor se gastaron USD 4,5 millones y para este año es similar. Allí se cubren salarios del cuerpo técnico, premios por triunfos y empates, gastos de logística (traslados de futbolistas y alquileres de aviones).

Ante este escenario, el principal sustento han sido los auspiciantes. Por eso se impulsa lograr una recaudación de taquilla por el partido de local.

Juan Zapata, del COE nacional, detalló que no se puede anticipar ningún criterio sobre el aforo que se tendría en los próximos partidos. El funcionario detalló que para tener una visión general se deberán revisar las cifras de contagios que hay en el país y el riesgo que pudiera representar la autorización para aumentar la presencia del público.

La FEF ha tenido que invertir recursos para organizar las programaciones de la Selección. Las cerca de 300 personas que han trabajado en los partidos en Quito y Guayaquil han tenido que someterse a pruebas PCR y a controles permanentes, como lo establecen los protocolos de la FIFA y de la Conmebol.

Carlos Manzur, vicepresidente de la FEF, explicó que la realización de la Copa América de Brasil permitió tener un ingreso (USD 2 millones), pero eso no alcanza para la demanda de egresos que implican los desplazamientos de la Selección, las concentraciones y otros gastos de logística.

Jugar un amistoso también genera un ingreso adicional para la Federación. El juego que estaba previsto ayer ante México, en Charlotte, le significaba más de USD 100 000. La organización cubría los traslados (avión), alimentación y hospedaje a la delegación.

La Ecuafútbol confía que en el presupuesto del próximo año se pueda tener el aforo del escenario completo en el estadio Rodrigo Paz, para los partidos ante Argentina y Brasil.

“La ubicación de la Selección en la tabla de las eliminatorias es buena y ojalá el hincha retorne al estadio para poder tener mejores recaudaciones”, agregó Egas. El objetivo sería recaudar un valor cercano al USD 1,5 millones.

La FEF también sumó un nuevo auspiciante en el camino al Mundial de Catar, en las últimas semanas. La firma LG entró como patrocinador.

Según integrantes del Directorio de la FEF, se esperará hasta enero de 2022 para tener el balance financiero real del impacto generado por la pandemia del coronavirus.

La Selección ecuatoriana es tercera en la tabla de posiciones de las eliminatorias suda­mericanas, con 17 puntos logrados en 12 encuentros. A falta de seis fechas para concluir la eliminatoria, está en zona de clasificación para ir al Mundial de Catar 2022.

Las arcas de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF) buscan una inyección económica. Uno de los tres partidos de local de las eliminatorias sudamericanas al Mundial de Catar 2022 será en noviembre ante Venezuela, en Quito.

El estadio Rodrigo Paz será la sede y la FEF gestiona tener más público en ese cotejo.
Francisco Egas, presidente del organismo, confirmó que se tramitará ante el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional la autorización para contar con el 75% del aforo ante la ‘Vinotinto’. En el último partido se autorizó el 40% en el estadio Monumental de Guayaquil.

El objetivo sería lograr una recaudación superior a los USD 800 000, que aliviaría el presupuesto de la organización. “Confiamos en que se pueda tener el aforo en un mayor porcentaje, para mejorar los ingresos. Es el partido clave para la Selección, porque seguimos en el tercer lugar de la tabla de posiciones”, dijo Egas.

En el presupuesto anual de la FEF se proyectó tener un ingreso superior a los USD 2 millones con los partidos de local. Sin embargo, esto no pudo cumplirse por el impacto de la pandemia del covid.

En los partidos que se jugaron en Quito, el COE autorizó el 30% de aforo ante Chile y Paraguay. En Guayaquil, en cambio, se autorizó el 40% para el juego contra Bolivia.

Aunque no se conocen los informes de taquilla de los tres encuentros, lo recaudado por la Ecuafútbol solo habría llegado al millón de dólares.

En el plan de la FEF de 2020, solo en la Selección mayor se gastaron USD 4,5 millones y para este año es similar. Allí se cubren salarios del cuerpo técnico, premios por triunfos y empates, gastos de logística (traslados de futbolistas y alquileres de aviones).

Ante este escenario, el principal sustento han sido los auspiciantes. Por eso se impulsa lograr una recaudación de taquilla por el partido de local.

Juan Zapata, del COE nacional, detalló que no se puede anticipar ningún criterio sobre el aforo que se tendría en los próximos partidos. El funcionario detalló que para tener una visión general se deberán revisar las cifras de contagios que hay en el país y el riesgo que pudiera representar la autorización para aumentar la presencia del público.

La FEF ha tenido que invertir recursos para organizar las programaciones de la Selección. Las cerca de 300 personas que han trabajado en los partidos en Quito y Guayaquil han tenido que someterse a pruebas PCR y a controles permanentes, como lo establecen los protocolos de la FIFA y de la Conmebol.

Carlos Manzur, vicepresidente de la FEF, explicó que la realización de la Copa América de Brasil permitió tener un ingreso (USD 2 millones), pero eso no alcanza para la demanda de egresos que implican los desplazamientos de la Selección, las concentraciones y otros gastos de logística.

Jugar un amistoso también genera un ingreso adicional para la Federación. El juego que estaba previsto ayer ante México, en Charlotte, le significaba más de USD 100 000. La organización cubría los traslados (avión), alimentación y hospedaje a la delegación.

La Ecuafútbol confía que en el presupuesto del próximo año se pueda tener el aforo del escenario completo en el estadio Rodrigo Paz, para los partidos ante Argentina y Brasil.

“La ubicación de la Selección en la tabla de las eliminatorias es buena y ojalá el hincha retorne al estadio para poder tener mejores recaudaciones”, agregó Egas. El objetivo sería recaudar un valor cercano al USD 1,5 millones.

La FEF también sumó un nuevo auspiciante en el camino al Mundial de Catar, en las últimas semanas. La firma LG entró como patrocinador.

Según integrantes del Directorio de la FEF, se esperará hasta enero de 2022 para tener el balance financiero real del impacto generado por la pandemia del coronavirus.

La Selección ecuatoriana es tercera en la tabla de posiciones de las eliminatorias suda­mericanas, con 17 puntos logrados en 12 encuentros. A falta de seis fechas para concluir la eliminatoria, está en zona de clasificación para ir al Mundial de Catar 2022.

Suplementos digitales