El presidente saliente de Perú se despide con un lla…
Comunidades cercanas a la cárcel de Cotopaxi solicit…
Biden advierte de que los ciberataques pueden acabar…
Nicaragua abre investigación contra esposas de líder…
Un hombre que aparentó el suicidio de su pareja fue …
Los artesanos de Huambaló preparan la Expoferia del …
SRI e IESS dicen que información no ha sido sustraíd…
Brasil suma 1 333 muertes por covid en 24 horas y el…

Español Almagro festeja el triunfo número 300 y el del Real Madrid

El tenista español Nicolás Almagro devuelve la bola al estadounidense Jack Sock durante el partido del Abierto de Estados Unidos. EFE

El tenista español Nicolás Almagro devuelve la bola al estadounidense Jack Sock durante el partido del Abierto de Estados Unidos. EFE

El tenista español Nicolás Almagro, duodécimo en el ránking mundial y campeón del Abierto Mexicano de Tenis en 2008 y 2009, celebró el martes el triunfo número 300 en su carrera la victoria del Real Madrid por 1-3 sobre el Barcelona que ha puesto a su equipo en la final de la Copa del Rey.

Almagro, de 27 años, matizó que en el fútbol es hincha del Real Murcia y del Real Madrid.

“Es especial muchas cosas, el Madrid se mete a la final de la Copa del Rey con un 1-3 al Barcelona; la victoria 300, un partido bastante cómodo. Hay muchas cosas por las cuales recordaré este día”, declaró Almagro en rueda de prensa.

Sobre su triunfo sobre el mexicano César Ramírez por 6-0 y 6-1 el de Murcia admitió que el trámite no se le complicó porque mantuvo el nivel que acostumbra.

“Ha sido un partido bastante cómodo. He hecho las cosas bien y de ahí la contundencia del resultado. Ahora hay que pensar en el futuro con muchas ganas”, expuso.

Almagro enfrentará en la segunda ronda al ganador del mano a mano entre su compatriota Tommy Robredo y el italiano Filippo Volandri.

Dijo que le haría “ilusión enfrentar a Tommy porque es español” aunque Volandri también es buen jugador en tierra batida.
Añadió que se sintió bien en su regreso a la arcilla luego de tres semanas de no jugar tras el Abierto de Australia.