17 de marzo de 2019 00:00

Críticas a José Francisco Cevallos en la asamblea del BSC; el directivo no renunciará a la presidencia

José Francisco Cevallos (centro) previo a la Asamblea de socios, ayer (16 de marzo del 2019) en Guayaquil. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO.

José Francisco Cevallos (centro) previo a la Asamblea de socios, ayer (16 de marzo del 2019) en Guayaquil. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO.

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 3
Sorprendido 0
Contento 30
Ronald Ladines
Redactor(D)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Los socios de Barcelona mostraron su rechazo a la directiva que encabeza José Francisco Cevallos durante la Asamblea Ordinaria que se desarrolló ayer en Guayaquil. El directivo recibió críticas y abucheos.

Por primera vez, desde el 2016, los asistentes desaprobaron el informe de labores del Directorio, que fue el primer punto del orden del día. En años anteriores fue aprobado con un voto de aplauso.

El informe, correspondiente al período 2018, tuvo 220 votos en contra y 115 a favor. Fue un hecho inédito en los últimos tres años, tiempo en que la directiva de Cevallos encabeza las asambleas.

Previamente, la mesa directiva escuchó gritos en contra, luego de que esta tratara de restringir la opinión del socio Iván Triviño. Los gritos “fuera” se escucharon hasta los exteriores del salón del hotel, donde se desarrolló la reunión.

El rechazo mayoritario aturdió a Cevallos, que durante el primer receso evidenció un rostro de preocupación. Los principales puntos de discordia, hasta el cierre de esta edición, fueron la administración del estadio Monumental, y las cifras de la auditoría que realizó la empresa Campos y Asociados.

En este último informe se detalló que el patrimonio actual del club asciende a USD 27,1 millones. La auditoría también confirmó que durante el 2018 el club generó ingresos de USD 24 millones y egresos por USD 25,4 millones.

“Es comprensible (la votación en contra), el tema de la Copa Libertadores de América (el equipo fue eliminado ante Defensor Sporting de Uruguay) influyó mucho, todos estamos dolidos”, comentó Cevallos, respecto a la desaprobación de los socios a sus informes de gestión. Lucía incómodo, aturdido.

Cevallos pidió -al inicio de la asamblea- que los periodistas pudieran ingresar. Los asistentes negaron ese pedido, mediante el voto mayoritario y la junta se realizó con carácter privado.

Julio Díaz, vicepresidente administrativo, detalló además que la asamblea se mostró contraria a una posible reelección de ‘Pepe Pancho’ y su directiva, en los comicios de octubre próximo.

“No se deja ayudar, se han ido 13 directores, Cevallos solo escucha a una persona que habla a su oído, a Juan Alfredo Cuentas. Agradecemos lo que hizo, pero hasta aquí no más”, contestó Díaz cuando se le consultó sobre su relación con el presidente, con quien comparte directiva.

Uno de los directivos que renunció fue Gerson Haro, síndico alterno. Él asistió a la asamblea en calidad de socio y ratificó su incomodidad porque los informes que se presentaron ni fueron previamente conocidos y aprobados por el Directorio.

“En Barcelona no había orden, se aprobaban resoluciones por dos o tres personas. No estoy hablando de que hay cosas oscuras, pero no se seguían los reglamentos. Hay una empresa llamada BarceStore, que se creó sin conocimiento del Directorio”, dijo Haro.

Cevallos ratificó que seguirá al mando del club y descartó un posible adelanto de las elecciones, que se realizarán en octubre. “Barcelona nos enseñó a luchar hasta el final”, dijo el directivo porteño.

Hasta el cierre de esta edición, aún no se había revisado el informe económico, elaborado por el departamento financiero que dirige Juan Alfredo Cuentas.

Algunos socios, como Carlos Nahón, Jorge Jiménez y Eberhard Graetzer tenían objeciones respecto al informe de ese documento.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (11)
No (13)