2 de junio de 2019 00:00

Rolando Vera anhela una victoria nacional

Una foto histórica  la expectativa que generaba Rolando Vera en la 15K. Foto: Cortesía / Rolando Vera y Archivo EL COMERCIO

Una foto histórica la expectativa que generaba Rolando Vera en la 15K. Foto: Cortesía / Rolando Vera y Archivo EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 5
Martha Córdova

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La Últimas Noticias marcó su vida: le dio vitrina en el deporte nacional, se afianzó como deportista de élite y escribió su propia historia. Es Rolando Vera, el atleta que ganó en ocho ocasiones esta carrera quiteña.

“Cuando vivía en Cuenca, veía por televisión y en las fotografías de los periódicos a los ganadores de la Últimas Noticias. Se transformaban en superhéroes. Por eso quería venir a Quito”, relató el cuencano, de 54 años, que retornó al país a fines del 2018.

Durante seis años se desempeñó como cónsul de Ecuador en Canadá. “Tenía nostalgia por no poder compartir esta carrera, que cambió mi imagen deportiva a nivel nacional e internacional”. Ganó en las ediciones de 1986, 1987, 1988, 1989, 1990, 1992, 1993 y 1995, además de un título de la categoría juvenil. Detrás de él, en el historial de la 15K están Luis Tipán (venció en seis ocasiones), Silvio Guerra (cinco) y Franklin Tenorio (tres).

Este año comenzó a estudiar Comunicación Social a distancia y dicta conferencias de motivación, a una de ellas la bautizóí: “Cómo ganar más de una vez”, un tema para el cual está totalmente calificado.

“Siempre que venía a la Últimas Noticias lo hacía con el compromiso de ganar. Podía perder en China o Japón, pero en Quito, ¡nunca! No podía defraudar a la gente que tenía mucha expectativa por mi participación. No podía quedar segundo, tercero o retirarme”, añade con ese espíritu guerrero que siempre exhibió.

Por eso, pidió a todos los atle­tas nacionales, especialmente a los de élite, buscar el triunfo hoy, en la edición 59 de la Últimas Noticias. “Les pedí a los chicos que sientan al país en sus corazones. Que se impongan ganar, porque es lo mejor que pueden hacer por el deporte ecuatoriano”. Este llamado lo hizo porque el último triunfo nacional fue en el 2013.

Una foto histórica de la expectativa que generaba Rolando Vera en la 15K. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Una foto histórica de la expectativa que generaba Rolando Vera en la 15K. Foto: Archivo / EL COMERCIO


Al revisar los cientos de fotografías que guarda de su vida deportiva, le llama la atención los miles de aficionados que delineaban el recorrido de sur a norte, a lo largo de la ciudad. “Cada año, la competencia era más fuerte. En los últimos años, ya residía en Estados Unidos, y volver a Quito a correr a 2 800 metros de altitud, era muy complicado”.

Al escoger un triunfo de los ocho que sumó, se inclina por el que logró en 1995, cuando rivalizó con Silvio Guerra. “Ese año no iba a venir, pero Jorge Ribadeneira (director de la carrera en ese entonces), me llamó y me pidió que lo hiciera”.

Sintió que era una obligación. “Silvio atravesaba su mejor momento, había sido segundo en la Maratón de Boston. Me encontré con un ambiente de mucha rivalidad. Competimos y pude demostrar que no tenía temor para representar al país”.

Esa carrera fue espectacular. Los dos salieron desde las instalaciones de Grupo EL COMERCIO codo a codo. Llegaron juntos hasta el Ministerio de Defensa y, a la altura del Cumandá, Rolando miró a Silvio como despedida y aceleró el tranco. Subió la ‘rompecorazones’ hasta Santo Domingo con mucha fuerza y dejó a su rival atrás. “En esa cuesta casi siempre se definía la carrera, y eso que apenas íbamos en la tercera parte del recorrido”.

El trazado actual ya no incluye la ‘rompecorazones’, pero está en la memoria y en el recuerdo de Rolando Vera.

Recurrió al yoga para su preparación psicológica y mental y lo explica así: “La mayor parte de los deportistas se prepara físicamente. Se ponen muy bien, pero olvidan la parte psicológica. Hacía sesiones de yoga y me dieron resultados positivos para poder enfrentar a atle­tas con mayor estatura”.

Por eso se siente identificado con el ciclista ecuatoriano Richard Carapaz, que hoy puede ganar el famoso Giro de Italia, un logro inédito para un ecuatoriano. “Tiene un extraordinario poder mental que, unido a su juventud y preparación física, le ha permitido estar en el primer lugar por varios días”.

Rolando Vera ya no se entrena ni en su vida existe esa rigurosidad que exige el alto rendimiento. Pasa más tiempo con sus hijos pequeños, Alejandro Martín y Rayssa, pero siempre está pendiente del deporte nacional.

“Hace años, miles de personas salían a la calle a mirarnos pasar. Hoy son miles de personas las que corren la Últimas Noticias. Ese es el poder masificador que ha logrado esta carrera, que es de todos”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (0)