Australia reemplazará retrato de la reina Isabel II …
Ceniza del volcán Cotopaxi cae levemente en Machachi…
Organizaciones se pronuncian por la consulta popular…
Fiscalía apelará en caso de supuesta asociación ilíc…
Ecuador destruye 11 millones de cigarrillos que arri…
Conaie resalta acuerdos frente a la consulta
Indagan a madre por violación y embarazo de su hija …
Asamblea aprueba reforma a Ley contra lavado de activos

KIA Niro espera luz verde

La estética impactante y el sistema de apertura de las puertas son los rasgos exteriores más destacados de este 'concept car' coreano.

La estética impactante y el sistema de apertura de las puertas son los rasgos exteriores más destacados de este 'concept car' coreano.

En vista de la buena acogida popular que los nuevos todoterreno compactos del segmento B tienen en Europa, el fabricante coreano Kia presentó el prototipo de un SUV urbano de esas características en el recientemente celebrado Salón del Automóvil de Fráncfort.

El Niro, como se lo ha denominado en su etapa conceptual, fue creado por el estudio europeo de Diseño de Kia, pensando en las preferencias y expectativas de los usuarios del Viejo Continente.

En ese sentido, la marca ha priorizado dos aspectos: una estética moderna e impactante y unas dimensiones compactas, pero suficientes para hacerlo confortable.

Líneas exteriores limpias, faros delanteros estilizados, una silueta muy aerodinámica y unas puertas que se abren hacia arriba y adelante son los principales rasgos exteriores del Kia Niro. El color plata del techo y del contorno de las ventanas, que contrasta con el negro del resto de la carrocería, lo diferencia de otros prototipos de la marca.

El habitáculo es, probablemente, el elemento más conceptual del modelo. Los asientos delanteros y la consola central forman una sola pieza, mientras que el tablero de instrumentos, de diseño muy sencillo, se destaca por la inclusión de una gran pantalla digital con múltiples indicadores en la parte central.

El Kia Niro está equipado con una mecánica híbrida compuesta por un motor T-GDI de gasolina de cuatro cilindros y 1,6 litros, capaz de desarrollar 160 caballos de potencia, y por un bloque eléctrico asociado al eje posterior que entrega 45 caballos adicionales.

Esta configuración le confiere las ventajas de un sistema de tracción total permanente.

Por sus dimensiones de 4,19 metros de longitud, 1,85 de ancho, 1,56 de alto y 2,59 de distancia entre ejes, sería un rival directo de modelos de reciente lanzamiento en el mercado europeo tales como el Peugeot 2008 y el Renault Captur.

Desde su presentación en Fráncfort, el fabricante coreano está midiendo la respuesta del público respecto del modelo, para analizar la posibilidad de llevarlo a producción en un futuro cercano.

Fuente: press.kia.com