Ecuador suma 454 nuevos casos de covid-19 y acumula …
Presidente argentino cancela sus viajes al exterior …
Joven recibe 13 años de cárcel por abuso sexual a su…
China dona a la ONU 300 000 dosis para vacunar a su …
Sebastián Yunda no rindió su testimonio por fallas d…
Madre de líder opositor preso en Nicaragua muere sin…
Militares reforzarán la seguridad en la provincia de…
Militares y policías se unen para controles en Esmer…

Los atletas ecuatorianos tendrán que reprogramar sus agendas

Los atletas Alex Quiñonez y Angela Tenorio deberán ajustar sus planificaciones con el nuevo calendario de competiciones. Archivo/EL COMERCIO

Los atletas Alex Quiñonez y Angela Tenorio deberán ajustar sus planificaciones con el nuevo calendario de competiciones. Archivo/EL COMERCIO

Los atletas élite tendrán que cambiar sus planificaciones con el nuevo calendario de competencias. Álex Quiñónez tendrá un nuevo calendario. Archivo/EL COMERCIO

Los marchistas ecuatorianos Andrés Chocho y Glenda Morejón debían estrenarse este año en Eslovaquia, el 21 de marzo. La propagación del covid-19 a escala mundial trastocó sus planes del 2020. Ahora reprogramarán sus agendas con un reto específico: los Olímpicos del 2021 en Japón.

Entre febrero y marzo, Chocho y Morejón no compitieron en el Nacional de Macas ni en el Sudamericano de Perú, porque viajaron a São Paulo. Allí se evaluaron en la parte física y médica antes de su viaje a Europa, que se truncó debido al cierre de los aeropuertos por el avance de la pandemia.

Ellos, como otros atletas, jamás imaginaron que la preparación de meses y años se suspendería por el covid-19. En días anteriores, el Consejo Ejecutivo de la Confederación Sudamericana de Atletismo (Consudatle) anunció que los torneos continentales se reprogramarán desde septiembre próximo.

Con ese anuncio se clarificó en algo el panorama para los ecuatorianos, especialmente para quienes suelen competir en los países sudamericanos que organizan los Gran Prix y otros certámenes. En ese grupo están velocistas, saltadores, vallistas, lanzadores, fondistas y semifondistas.

Según Chocho, para este año ya no hay ningún otro campeonato sudamericano de marcha. Por ello, la expectativa se centra en el anuncio que hará la World Athletics sobre las nuevas fechas del calendario. La difusión del comunicado se la daría mañana.

Chocho y Morejón, los mejores marchistas del país en 50 y 20 km, definieron con anticipación sus pruebas antes de los Olímpicos. El 21 de marzo tenían previsto participar en Eslovaquia, el 4 de abril en Portugal y entre el 2 y 3 de mayo en el Mundial de Bielorrusia.

Por ahora, el único certamen reprogramado para este año por la World Athletics es el Mundial de Media Maratón, que será el 17 de octubre en la Gydnia (Polonia). Debía cumplirse el 29 de marzo. Byron Piedra, Segundo Jami, Vicente Loza, Paola Bonilla, Rosalba Chacha y Katherine Tisalema esperan ir a esa prueba.

Bonilla tiene como meta clasificarse a los Olímpicos y para ello debe cronometrar 02:29:30. Con ese propósito iba a competir el 19 de abril en la Maratón de Viena (Austria), pero también se canceló.  La extriatleta de 33 años dejó atrás la incertidumbre tras conocer la nueva fecha del Mundial de Media Maratón y la decisión de trasladar los Olímpicos para el 2021.

Ella y el técnico Julio Chuchi cambiarán sus agendas. A más de ir a Gydnia, el 17 de octubre, quiere asistir al Sudamericano de Maratón de Bolivia, aún incierto. Como Bonilla, Chocho y Morejón, otros atletas ecuatorianos empezaron a rearmar el plan para lo que resta del año. Una delegación de 15 marchistas ecuatorianos está a la espera de saber si se realizará o no este año el Mundial en Bielorrusia. La mayoría sabe que será un año atípico para todos.

Los atletas Alex Quiñonez y Angela Tenorio deberán ajustar sus planificaciones con el nuevo calendario de competiciones. Archivo/EL COMERCIO

Cambios para Álex Quiñónez y Ángela Tenorio

Los mejores velocistas del país, Álex Quiñónez y Ángela Tenorio, tenían previsto competir en carreras europeas, estadounidenses y otras de alto nivel; tampoco habían descartado los Grand Prix Sudamericanos. Pero el avance de la pandemia del covid-19 trastocó la planificación del entrenador cubano Nelson Gutiérrez.

Incluso los dos atletas fueron invitados a probar la pista del estadio Nacional de Tokio, sede de los Juegos Olímpicos 2021. Ellos iban a competir del 5 al 10 de mayo con los mejores del planeta, en pruebas oficiales de velocidad.
Quiñónez, quien el año pasado alcanzó la medalla de bronce en los 200 metros planos del Mundial en Catar, se mantiene optimista pese a la postergación de las Olimpiadas para el 2021.

A ese reto llegará un mes antes de cumplir sus 32 años. Su sueño es regresar con una presea olímpica. Las agendas de los velocistas también están sujetas a cambios de fechas de la World Athletics. Mientras tanto se entrenan en sus domicilios en estos días de cuarentena.

Además, existe preocupación entre los atletas y directivos de la Federación Ecuatoriana de Atletismo por la reducción del presupuesto de este año, debido a la crisis económica del país. De los USD 523 484 que se ofreció para 32 atletas del Plan de Alto Rendimiento se redujo en los últimos días a USD 156 259.

Esto, pese a ser la mejor disciplina en los últimos cuatros años.
El pasado 1 de abril, la Consudatle aclaró que se reprogramarán los torneos continentales a partir de septiembre, si la situación por el covid-19 se normaliza en ese período. El último certamen que se organizó fue el Sudamericano de Marcha en Perú.

Suplementos digitales