Los científicos dedicaron años de estudio para crear Vida Gallaequia, como bautizaron a la bebida. Está disponible en dos variedades: blanco y tinto. Foto: Twitter Líquido Gallaecia.

Los científicos dedicaron años de estudio para crear Vida Gallaequia, como bautizaron a la bebida. Está disponible en dos variedades: blanco y tinto. Foto: Twitter Líquido Gallaecia.

Viernes 14 de diciembre 2018

Crearon una bebida que sabe a vino, pero no embriaga

Redacción Afull (I)

Y al fin crearon lo que muchos esperaban: un agua que sabe a vino pero no engorda ni embriaga a las personas. Así es, tal como lo estás leyendo, convirtieron el líquido vital en una bebida sin alcohol, pero que mantiene los sabores en blanco y tinto.

La bodega gallega Líquido Gallaecia de España, junto con la Agencia Estatal del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) elaboraron una bebida de agua enriquecida que “aunque sabe a vino no engorda ni tampoco emborracha” a los consumidores, además “no tiene calorías ni lleva una gota de alcohol” señalaron los creadores.

El singular invento se lo atribuye a los socios de la bodega, Joao Batista dos Santos y Marcos Fernández, y la doctora en biología Carmen Martínez, investigadora del CSIC.

La bebida se llama Vida Gallaequia, el agua con sabor a vino, y aunque ya está lista para colocarse en las perchas de las tiendas y supermercados, el invento todavía no sale a la venta. Sus creadores aseguran que una aerolínea japonesa tiene interés en el producto, para evitar que los viajeros desciendan de sus aviones 'con unas copas de más'.

La fórmula comercial del 'milagro' para los amantes del vino permanece en secreto, pero se conoce que los flavonoles de la uva y los residuos de la elaboración de la bebida, que el producto incorpora entre sus componentes, le conceden un extra de saludabilidad y contiene antioxidantes que son capaces de prevenir enfermedades como la diabetes.