Las exportaciones de arroz nacional cayeron 95% este 2021
Mera, Bagüí y Pellerano, los ‘duchos’ de la final
Vacunarse es una responsabilidad colectiva
Festival de Orquestas en la agenda de Fiestas para e…
¡Que viva el Quito de antaño en La Ronda!
María Elena García: ‘La inclusión beneficia a toda l…
12 días al año bajará el IVA del 12% al 8% en el sec…
Australia detecta el primer caso local de la variant…

La U. San Francisco atenderá a víctimas de violencia de género

Imagen Referencial. Las mujeres que han sido víctimas de violencia de género en el contexto de pareja pueden inscribirse con un formulario. Foto: Pixabay.

Un nuevo comienzo es el nombre del proyecto que emprenderán estudiantes de tres carreras de la Universidad San Francisco de Quito (USFQ) para atender a mujeres que son o que han sido víctimas de violencia de género en el contexto de pareja.

Estudiantes de los últimos niveles de Psicología darán apoyo psicosocial en la Clínica de Salud Mental de la universidad. Su directora, Mariel Paz y Miño, señaló que generarán grupos de autoayuda para casos de abuso sexual, violencia emocional y de otros tipos.

Esto, señaló, se logrará con talleres en los que abordarán temas como la seguridad, protección, dignidad, acceso justo a servicios, defensa y apoyo.

Además, estudiantes de la carrera de Jurisprudencia darán asesoría legal gratuita, a través del Consultorio Jurídico de la institución de educación superior. Y los alumnos de la carrera de Educación atenderán a los hijos de mujeres que acudan a los talleres en los que trabajarán en su empoderamiento, señaló Paz y Miño.

El próximo viernes 12 de noviembre del 2021 será la primera sesión. En total serán 16 y se realizará una por cada semana, durante cuatro meses.

Las mujeres que quieran participar deberán llenar un formulario en línea, con preguntas que no incluyen datos personales. Luego los encargados del proyecto se contactarán con cada una. La directora de la clínica enfatizó en que los casos se manejarán con absoluta confidencialidad.

En el formulario se sugiere un aporte voluntario de USD 5 o menos. Sin embargo, Paz y Miño señaló que quienes no cuenten con esa suma también pueden participar en el proyecto. “Queremos atender a grupos que son vulnerables y que de otra manera no podrían tener acceso a atención en salud mental”.

Suplementos digitales