16 de August de 2011 00:01

Vocal de la Judicatura constató los problemas en los juzgados

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La reacción fue tajante. “Esto parece un mercado”, dijo Nilo Almache, un funcionario judicial que ayer vio cómo la vocal de la Judicatura, Tania Arias, recorría el Palacio de Justicia (centro norte de Quito).

La funcionaria llegó al lugar para posesionar a Iván Escandón, como director de la Judicatura de Pichincha. El acto duró 10 minutos y luego recorrió el edificio de oficina en oficina. Entre los judiciales hubo murmullo. “Aprovechemos que (Arias) está aquí para decir cómo estamos”, comentaba uno de ellos. Otro respondía: “Pero alguien tiene que hablar”.

El primer lugar que Arias visitó fue el Juzgado XXIV de lo Civil. “Sabemos que van a cambiar esto. Tienen todo el apoyo”, dijo un judicial que estaba de pie, detrás de un escritorio repleto de juicios.

Arias entonces llegó al despacho de Francia Alarcón, jueza V de Tránsito. Ella fue tajante: “Aquí hace mucho calor, no tenemos ni tinta, ni tóner para trabajar, nos falta papeles y personal. Si no tenemos eso cómo vamos a trabajar”. Arias solo escuchaba.

El equipo de seguridad iba detrás de la funcionaria que siempre estuvo acompañada de Isabel Ulloa, quien ayer dejó la Dirección de la Judicatura de Pichincha tras la posesión de Escandón.

Ulloa le dio “la bienvenida” al nuevo Director, pero le dijo que solo por el arriendo del edificio donde funcionan los juzgados de la Niñez (norte de la capital) están debiendo desde enero y cada mes les cuesta USD 12 000. “Tenemos problemas de informática, tecnología, infraestructura civil, personal, capacitación...”.

Mientras Arias iba de oficina en oficina, la gente se preguntaba “quién es esa mujer”. “Dicen que le han nombrado para cambiar todo esto”, comentaba Julia Tenorio. La respuesta de un usuario fue de gran incredulidad: “Solo hablan y hablan, que vengan a ver cómo sufrimos todos los días, para que salgan los juicios”, sostuvo Juan Aguilar. Ayer, acompañó a su primo que lleva un juicio civil, pero sostiene que están ocho meses y que no hay resultados.

¿Cómo mejorar estos problemas”, Arias dice que se están llenando las vacantes. “En las próximas semanas vamos a convocar a concurso de méritos y oposición para llenar las vacantes. Eso es temporal para dar atención y que no se paren los servicios”.

Ulloa aseguró que en Pichincha se han designado a nueve de los 12 conjueces. “Para los tres que faltan se extiende el plazo por 48 horas, para que los propios jueces postulen a sus candidatos y se designe a cada uno de ellos”.

En seguida, Arias hizo una aclaración. “Hemos respetado las postulaciones y en provincias donde aún falta por definir el número de conjueces que se necesitan vamos a extender el plazo durante la presente semana, para que bajo el mismo proceso se postule a los posibles conjueces”.

Al llegar al Departamento de Personal, la directora (e) de esta oficina, Rocío Ortega, pidió mayor espacio físico para trabajar.

Cuando accedió a un piso donde funcionan cuatro juzgados civiles, Nilo Almache solo veía a Arias. La vocal de la Judicatura entró a un pequeño cuarto que estaba identificado como Archivo del Juzgado XX. Se veía repleto.

Junto a ese cuarto había otro. Un letrero decía que allí funciona la Sala de Audiencias de ese mismo Juzgado. Pero no había espacio. Los juicios estaban amontonados en el piso y sobre el escritorio. “Justo han venido cuando no hay público. Esto es muy estrecho y no hay por dónde caminar”, decía un empleado.

Cuando más usuarios se enteraron que la vocal de la Judicatura estaba en el Palacio de Justicia querían denunciar la atención que reciben. “Dígale que esto no sirve para nada”, dijo una mujer. Otra estaba molesta: “Aquí nos tienen día y noche y hacen nada”.

Nuevo horario no se cumplió

En la puerta de entrada a la Dirección Provincial del Guayas del Consejo de la Judicatura seguía pegado un cartel que indicaba la jornada laboral de '08:00 a 12:00 y de 14:00 a 18:00'. Esto, aunque los vocales del Consejo de la Judicatura Transitorio decidiera que la doble jornada laboral quedara insubsistente desde ayer.

En el interior de las oficinas los funcionarios contaban no haber sido notificados del cambio. Por lo que a mediodía las oficinas se cerraron. Este Diario intentó conocer la versión de Mariela Dávila, directora provincial del Consejo de la Judicatura, pero estaba con licencia laboral.

En Quito, en cambio, la Judicatura sí atendió en jornada única. Es decir, de 08:00 a 17:00. En septiembre se extenderá a todo el sistema judicial.

Tags
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)