9 de August de 2011 00:03

Sicariato cobró la vida de un niño

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El pequeño salió con su madre a comprar pescado frito en un comedor popular, ubicado a media cuadra de su vivienda, en el centro de Quinindé (Esmeraldas).

Mientras ella esperaba el vuelto, una camioneta blanca se estacionó junto a las mesas y sillas de plástico. Un hombre bajó; mostró una subametralladora y disparó contra los comensales.

"Había unas 30 personas merendando en el sitio. Eran apenas las 20:00", señaló Marco Erazo, jefe de Policía del Comando Sectorial Quinindé.

Tres personas resultaron heridas y cuatro más fallecieron; los policías Alexander R. y Carlos P.; un civil que según la Policía era conocido con el mote de 'Celsito' y el niño de 6 años.

El entierro del menor se realizó ayer. Familiares y compañeros de escuela acudieron al traslado con flores blancas en las manos. Entre la multitud se distinguía la figura de su padre, Mario Ch. Él caminaba por las calles del cantón con el féretro de su hijo en el hombro. Hablaba bajo y pausado. Agradecía, consternado, las condolencias de sus allegados.

Miraba a lo lejos el sitio donde se dio la balacera. Ahí, las huellas de lo ocurrido estaban frescas: los vidrios rotos, las puertas perforadas y los orificios de las balas, de grueso calibre, en el concreto.

[[OBJECT]]

Los pobladores colocaron velas blancas en la calzada en señal de luto. Los vecinos oraban para que se dé con los responsables .

El fiscal de Quinindé, Antonio Durán, dijo que hasta ayer no hubo detenidos. En la Policía, en cambio, se aseguró que existían pistas sólidas.

Erazo asegura que 'Celsito' era el cabecilla de una banda delictiva local que tiene el mismo nombre. El grupo, que estaría conformado por unas 20 personas, mantiene una disputa por el territorio con otra temida banda identificada como Álavas, que tiene asesinos a sueldo.

Miguel Casanova, alcalde deQuinindé, afirmó que la violencia se ha desbordado en el cantón. "Se ha informado de la situación a las autoridades, pero no se ha hecho mayor cosa", manifestó el Burgomaestre. Incluso en Quinindé se sospecha que operan grupos de limpieza social. "Es un cantón grande y disperso. El 70% es una población rural y solo el 30% es urbano. En todo lado hay problemas", aseguró.

En lo que va del año se han registrado 36 asesinatos.

Según el parte policial, el cadáver de 'Celsito' habría sido retirado por sus familiares del Hospital de Quinindé. El del policía asesinado, Alexander R., en cambio, fue velado ayer en su domicilio.

Él estaba de franco el domingo. Había llegado desde Mompiche, en el sur de Esmeraldas, a visitar a su familia. "Todo el domingo estuvo jugando pelota con su niño y fueron a una piscina. Luego llegó a su casa a las 19:00 y salió a comer en ese restaurante", indicó su hermana, Dennis Rodríguez.

El entierro se llevó a cabo ayer en el cementerio del cantón. Hasta allí también fue trasladado el féretro del niño. Faltó espacio en el lugar para albergar a las cerca de 500 personas que acudieron. Acompañaron al padre durante 25 minutos. Eso tardó el recorrido desde el barrio Malecón del Río Quinindé, donde fue la balacera, hasta el cementerio.

El comedor popular estaba a dos cuadras del comando de Policía. "El gendarme intentó correr al cuartel, pero las balas lo alcanzaron. El niño también trató de ingresar a una casa pero no alcanzó", dijo un testigo.

El estado de los heridos

La madre del niño fallecido presentó un impacto de bala en la pierna derecha. Ella tuvo que ser asistida por sus familiares en el entierro.
Pablo C., otra de las personas que estaba en el comedor durante la balacera, se encuentra recuperándose en una clínica de Santo Domingo.

Hasta el Hospital Padre Alberto Buffoni, de Quinindé, fueron trasladados el niño y el civil que fallecieron tras la balacera. El resto de heridos fueron dados de alta en la misma casa de salud.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)