Ministerio del Interior y Policía Nacional serán dec…
Anticorrupción exige auditoría para Sercop
Quito amanece nublado, pero con radiación alta este …
Volcán Cotopaxi continúa emitiendo vapor y gases est…
6 027 vuelos en EE.UU. se retrasan por tormentas
Irán se niega en cooperar con la ONU en investigació…
Camión queda volcado en la vía Collas, en Quito
Hombre sentenciado a 34 años de cárcel por femicidio…

Penitenciaría del Litoral, controlada por 912 agentes de seguridad

Un total de 912 agentes de seguridad controlaban la Penitenciaría del Litoral tras los enfrentamientos a finales de octubre de 2022. Foto: Cortesía Snai

Unos 412 policías y 500 militares mantienen el control en la Penitenciaría del Litoral este jueves 6 de octubre, un día después de un enfrentamiento que dejó cinco personas asesinadas y 23 heridos.

Según el Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad y a Adolescentes Infractores (Snai), los uniformados realizan labores "para sus ámbitos de competencia".

Una de las labores es inspeccionar los lugares donde se dieron los enfrentamientos, que iniciaron a las 14:30 del miércoles 5 de octubre.

Según el Snai se trató de un enfrentamiento de los pabellones 2 y 3 en contra del 9.

Al interior de este centro de detención, ubicado al norte de Guayaquil, se escucharon disparos y detonación de explosivos.

Evaluación de daños

Cinco de los 23 heridos son servidores policiales. Al menos uno de ellos fue impactado por balas.

Entre los 18 privados de la libertad heridos se encuentran varios con fracturas debido al uso de explosivos durante la refriega.

Personal técnico de la policía inspecciona el lugar con el fin de comprobar si no existen más víctimas del enfrentamiento.

"A medida que se nos entregue información oficial les seguiremos indicando", señaló el Snai.

Entre 2021 y lo que va de 2022, han ocurrido ocho masacres carcelarias. Durante estos hechos de violencia, 379 presos fueron asesinados en Guayaquil, Cuenca, Latacunga y Santo Domingo de los Tsáchilas.

El Estado ha recibido al menos seis observaciones por parte de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos por el manejo de los centros de detención del país.