4 de August de 2011 00:02

Medio millón se invirtió para construir el laboratorio

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El costo del laboratorio de procesamiento de cocaína descubierto por la Policía, el fin de semana pasado, en Río Bravo (cantón Montecristi-Manabí), sería de USD 500 000.

Así lo señaló Pedro Gallegos, director nacional Antinarcóticos la mañana del lunes durante la presentación del sitio. A su juicio, el complejo para refinar la droga fue diseñado por un ingeniero.

“La versatilidad de la construcción hasta nos asustaba”, señaló el uniformado. El complejo tiene dos caletas para ocultar droga refinada, armas, precursores químicos y hasta un túnel de escape.

“Son elementos que no se habían detectado en similares laboratorios descubiertos (antes) en el país. Son instalaciones al estilo paramilitar”, insistió Gallegos.

Wladimir León, director Antinarcóticos de Manabí, indicó que “construir bajo tierra es palabra mayor. Estamos ante personas que, a más de escoger estratégicamente el sitio, saben cómo no despertar sospechas”.

[[OBJECT]]

Agregó que las caletas y el túnel demuestran que actualmente los narcotraficantes también planifican su seguridad. “Por ello hacen construir esta clase de sitios que funcionan para almacenamiento de droga, precursores químicos y hasta pueden ser utilizados como refugios personales”.

Para las comunicaciones instalaron una antena para realizar llamadas a teléfonos celulares. “Radios portátiles facilitaban las comunicaciones en el perímetro de la propiedad cuando llegaban las personas que se dedicaban a cocinar la coca con los precursores químicos”, manifestó Gallegos.

León asegura que, ante el descubrimiento del laboratorio, la Policía tiene previsto rediseñar las investigaciones de inteligencia sobre tráfico de drogas.

“Ellos fabrican laboratorios para producir a largo aliento. Nosotros lo que hacemos con la colaboración ciudadana es bloquear a estos grupos para mermarles su producción de droga”, precisó.

El único detenido, un extranjero que supuestamente trabajaba como guardián, fue trasladado desde Manta hacia la cárcel de El Rodeo, en el cantón Jipijapa, sur de Manabí. También se investiga al presunto dueño de la finca donde fue hallado el laboratorio.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)