Pico y placa en Quito: Restricciones para este jueve…
Usuarios peruanos en Twitter confundieron cuenta de …
Estos son las resoluciones del COE sobre el uso de m…
CNE convoca a la ciudadanía a participar del referén…
Fiscalía investiga a Pedro Castillo por rebelión y c…
Expresidente de Guatemala Pérez Molina es culpable d…
Guillermo Lasso publicó video sobre operativo en cár…
¿Cómo cuidar a los estudiantes de infecciones respiratorias?

A juicio conductor de transporte escolar que violó a estudiante en Quito

El acusado fue localizado el 4 de mayo de 2022 en el cantón Lago Agrio, en Sucumbíos. Foto: Twitter @CarrilloRosero

Darwin Kléber J. F., quien trabajaba como conductor de una buseta escolar, fue llamado a juicio este martes 20 de septiembre del 2022 como presunto autor directo del delito de violación contra una estudiante de un colegio de Quito en abril pasado.

Durante la audiencia evaluación y preparatoria de juicio que se desarrolló este martes en el Complejo Judicial Norte el Fiscal del caso presentó las pruebas para que el Juez llame a juicio al implicado.

Entre las pruebas están la pericia médico-legal que reveló lesiones en la víctima a causa de la violación. Están también los exámenes toxicológicos que revelaron que la adolescente fue obligada a ingerir bebidas alcohólicas que le habrían hecho perder la voluntad, dejándola en indefensión frente a la agresión sexual.

Otro de los elementos expuestos por el Fiscal de la causa fue el perfil de ADN, con el que se determinó la presencia de fluidos en el cuerpo de la adolescente, así como el testimonio de la víctima.

Cuatro compañeros de la adolescente también rindieron su versión. Ellos identificaron al conductor de la buseta como el agresor.

La agresión sexual

Según el testimonio de la víctima, el conductor de la buseta, después de recogerla de su casa, la obligó a beber una bebida alcohólica que la dejó en indefensión. Esto fue aprovechado por el hombre quien la violentó sexualmente.

Después de eso la llevó hasta la institución educativa, mientras la joven lloraba y pedía ayuda. Los progenitores de la menor acusaron al colegio de no haber brindado ayuda a su hija durante las cuatro horas que estuvo en las instalaciones educativas hasta que llegaron a recogerla, ni de ayudarles en las investigaciones, pues no les brindaron los datos del conductor.

De hecho, después el Ministerio de Educación confirmó que el plantel priorizó mantener una buena imagen antes que precautelar la integridad física y emocional de la víctima.

El acusado fue localizado el 4 de mayo de 2022 en el cantón Lago Agrio, en Sucumbíos, tras haber permanecido prófugo de la justicia desde 21 de abril de ese mismo año.