Pico y placa en Quito: Restricciones para este jueve…
Estos temas marcaron la jornada noticiosa de este 30…
Joselyn S., única detenida por el caso María Belén B…
180 000 aves se sacrificarán como parte del protocol…
Dos fallecidos y 30 desaparecidos por deslizamiento …
Colombia permite licencia de adopción para parejas h…
SNAI solicita que se declare nula la resolución del …
Presidente de Guatemala reaparece después de hospitalización

En Ibarra y Tulcán hay nueva infraestructura carcelaria

El director de Rehabilitación, Edmundo Moncayo, participó de un acto en el que se inauguraron las nuevas instalaciones. Foto: Archivo / EL COMERCIO

El director de Rehabilitación, Edmundo Moncayo, participó de un acto en el que se inauguraron las nuevas instalaciones. Foto: Archivo / EL COMERCIO

El director de Rehabilitación, Edmundo Moncayo, participó de un acto en el que se inauguraron las nuevas instalaciones. Foto: Archivo / EL COMERCIO

El Servicio de Rehabilitación Social (Snai) entregó las obras de infraestructura que se construyeron en las cárceles de Ibarra, en Imbabura, y de Tulcán en Carchi. Las nuevas instalaciones corresponden al plan de intervención tras el último estado de excepción penitenciario que culminó en noviembre del 2020.

El lunes 29 de marzo, Rehabilitación entregó la nueva cocina, un espacio para la venta de productos para los internos, conocido como economato; y la remodelación de las instalaciones de la Radio Paradoja, en la que participan internos como parte de su rehabilitación.

El director de Rehabilitación, Edmundo Moncayo, participó de un acto en el que se inauguraron las nuevas instalaciones. El titular del Servicio señaló que la intervención en infraestructura “permite mejorar las condiciones de habitabilidad de los internos”.

El 11 de marzo se inauguraron espacios en la cárcel de Tulcán. Se trata de un nuevo pabellón con capacidad para albergar 100 internos. En el sector de los hombres se instalaron por el momento 32 literas. En otro espacio, en el que están las mujeres, se habilitó un lugar para 16 literas.

El pabellón cuenta con garitas de control para el acceso de visitas, bloques de baños, lavanderías y el cerramiento con la colocación de mallas y concertina, para reforzar la seguridad.

El Snai indicó que busca reducir el hacinamiento carcelario y que se creen “espacios dignos para que la población penitenciaria cumpla con los procesos de rehabilitación”.