Negociación para TLC entre Ecuador y México se prolonga
Bus interprovincial y un tráiler se vuelcan en vía A…
El encuentro con el tiempo y la tradición familiar e…
La Ruta a Pasa encierra naturaleza, trekking y el as…
Defendiendo la maglia
El comercio decae por la alta inseguridad en Esmeraldas
Destitución de Llori enfrenta otra traba y oposición…
Dos productos frenan el TLC con México

Hombre sentenciado a 26 años de cárcel por el femicidio de su esposa

El hombre inicialmente denunció la desaparición de su esposa, pero finalmente confesó el crimen. Foto: Referencial Fiscalía.

Como autor directo del delito de femicidio, Carlos C. fue sentenciado a 26 años de pena privativa de libertad. Así lo dio a conocer un Tribunal de Garantías Penales de Cotopaxi al concluir la audiencia de juzgamiento.

El 23 de marzo de 2021, el procesado presentó una denuncia en Fiscalía, indicando que su esposa había desparecido tras una discusión y que suponía que se había trasladado a la casa de sus hijos.

Detalles de la investigación

Fiscalía inició la investigación y personal de la Dinased se entrevistó con Carlos C., quien confesó lo sucedido. Dijo que el 21 de marzo –luego de la pelea– golpeó a la mujer con un palo, la metió en unos sacos de yute y la botó en el sector de la comunidad de Maca Grande, del cantón Pujilí.

Los investigadores acudieron al lugar indicado por el procesado y encontraron el cuerpo sin vida de la víctima sobre el piso, cubierto con paja y dos sacos de yute. El resultado de la autopsia determinó que la causa de muerte fue un traumatismo cráneo encefálico por objeto contundente.

La fiscal Margarita Díaz presentó como pruebas durante el juicio: la autopsia médico-legal, versiones de los agentes aprehensores, pericias técnicas de Criminalística en relación al reconocimiento del lugar los hechos y de evidencias, así como versiones de testigos presenciales, la pericia de ADN y la inspección ocular técnica.

Con estas pruebas, la Fiscalía demostró la responsabilidad de Carlos C. como autor del delito de femicidio, tipificado en el artículo 141 del Código Orgánico Integral Penal (COIP).

A esto se sumó la circunstancia agravante del numeral 2 del artículo 142, del mismo cuerpo legal: que exista una relación familiar, conyugal o cualquier otra que implique confianza, subordinación o superioridad.

#Video | Los estudiantes se congregaron en los exteriores de un plantel del norte de #Quito con pancartas y globos » https://bit.ly/3OOpazo

Posted by El Comercio on Tuesday, April 26, 2022