40 000 cupos están disponibles para la segunda postu…
Canadá cree que la viruela del mono cambió su forma …
Estas son las razones por las que se anuló el hábeas…
Funcionarios del SNAI y Juez que benefició a Glas se…
Aguiñaga a Glas, tras orden de captura: ‘Una j…
¿Dónde está Jorge Glas? Corte dispone localizarlo
Conaie analiza acciones de movilización en consejo ampliado
Proceso para destitución de Llori seguirá en rebeldía

Subdirector Nacional de Antinarcóticos: ‘Se necesita un observatorio de seguridad’

Entrevista a Erick Benítez, Subdirector Nacional de Antinarcóticos.

El microtráfico en el país se incrementó este año. Entre enero y septiembre del 2020 se decomisó 7,6 toneladas de droga por tráfico interno. En el mismo periodo de este año llevamos 13 toneladas. ¿Qué sucedió?

El aumento de la venta de droga se da a raíz de la pandemia. La gente se quedó sin trabajo, no hubo fuentes laborales. Entonces, lo que hicieron las personas es buscar la forma más fácil y se dedicó a vender droga. La temática de seguridad y del microtráfico es un problema socioeconómico y por eso necesitamos la participación de todos los organismos del Estado, no solo la Policía. Nosotros estamos trabajando en el control, pero ¿quién está trabajando el tema de la demanda?.

¿Usted se refiere a prevenir el consumo?

Sí. Lo que se necesita es la creación de un observatorio nacional de seguridad ciudadana para que nos ayude a entender bien el fenómeno del consumo de drogas. Este organismo debe estar integrado por personas de la academia, sociólogos, criminólogos. La Policía actualmente trabaja en prevención con el plan Yo vivo mi barrio sin drogas. Hemos recuperado 400 espacios públicos como parques y plazas en donde se vendía droga.

¿Qué les dificulta para combatir el microtráfico?

El principal problema es que tenemos una frontera muy permeable. El 98% de la droga que ingresa al Ecuador es por tierra. No hay presencia del Estado en la frontera y eso nos está complicando. La Policía no tiene la responsabilidad de la línea fronteriza. Para eso están las Fuerzas Armadas, pero ellos tampoco tienen la capacidad operativa para poder controlar toda la frontera y por eso las estadísticas se incrementan. No estamos siendo efectivos.

¿Y las actuales leyes también les dificulta?

Sí. Por ejemplo, el artículo 220 del Código Integral Penal solo sanciona al tráfico y no los verbos rectores que realizan toda la cadena delictiva. Ahora nosotros tenemos que justificar que existe tráfico. Si una persona está sentada a lado de un paquete de droga no se puede decir que es un delito flagrante sino se comprueba que estaba traficando o vendiendo.

¿Y la tabla de drogas también les generó un problema? La ministra de Gobierno ya anunció que enviarán una propuesta para eliminarla.

La tabla de consumo inicialmente se crea para que sea un apoyo a los juzgadores y no llenar las cárceles de personas. Era para diferenciar al consumidor del expendedor. Lo que estaba pasando es que los microtraficantes si han utilizado la tabla para camuflar su venta a través del consumo mínimo.

Pero, ¿la eliminación de la tabla les ayuda o no?

Nos ayudaría a que ya nadie pueda portar drogas. Pero hay que tomar en cuenta qué va a pasar con toda esa gente que consume. Vamos a llenar las cárceles por que estará prohibido la tenencia.

Pero el tráfico no solo se limita a las calles. ¿Cómo evitar la venta de droga en las prisiones del país?

Allí hay que combatir la corrupción. La droga entra a través de cómplices. Hemos detectado que lanzan droga desde el exterior. Se requiere más control.