MSP confirmó la filtración a datos privados de ecuat…
El sistema carcelario, como ha venido funcionando, e…
Centros comerciales y restaurantes acatarán nuevos a…
La Asamblea rechaza acuerdo con el CIADI y presentar…
Cinco frases reveladoras dejó el trámite de juicio p…
Pasajero se vio obligado a conducir un bus por la eb…
Nuevos jueces son nombrados para el caso por delincu…
Tatiana Villacrés: ‘51% de tabacos consumidos …

Diego Hernández es el nuevo comandante de la Brigada Andes, de las Fuerzas Armadas de Ecuador

En el puente fronterizo de Rumichaca se efectuó el encuentro entre los comandantes de unidades militares del norte de Ecuador y sur de Colombia. Foto: cortesía Isaac González

Los jefes de la Brigada de Infantería No. 31 Andes, de Ecuador, y de la Vigésimo Tercera Brigada del Ejército Nacional, de Colombia, participaron en un encuentro binacional, este 9 de junio de 2021.

En la ceremonia, efectuada en el Puente Internacional de Rumichaca, principal nexo terrestre entre las dos naciones, se presentó el coronel Diego Hernández como nuevo comandante de la Brigada Andes. Él releva en el mando al coronel Pablo Merino, quien aprovechó el acto para despedirse de sus pares colombianos.

El comandante saliente destacó las operaciones coordinadas realizadas entre los dos ejércitos, para velar por la seguridad de los poblados la provincia del Carchi y del Departamento colombiano de Nariño. Según Merino, gracias a esa planificación se han obtenido resultados positivos.

Por su parte, Gerson Rincón, comandante del Batallón de Ingenieros 23, de Colombia, resaltó la labor de Merino en las tareas conjuntas que en esta parte del cordón fronterizo han enlazado Ecuador y su país.

Merino recibió como presentes los escudos de Armas de la Vigésimo Tercera Brigada del Ejército Nacional y del Grupo de Caballería Mecanizada N.° 3 José María Cabal, de la ciudad de Ipiales, Colombia. Por su parte, el oficial ecuatoriano entregó un reconocimiento a sus pares del país vecino.

El comandante Hernández aseguró que continuarán trabajando a lo largo del límite político internacional, para que la población se sienta segura y se pueda desarrollar la economía de esta región.