12 días al año bajará el IVA del 12% al 8% en el sec…
Las exportaciones de arroz nacional cayeron 95% este 2021
Mera, Bagüí y Pellerano, los ‘duchos’ de la final
Vacunarse es una responsabilidad colectiva
Festival de Orquestas en la agenda de Fiestas para e…
¡Que viva el Quito de antaño en La Ronda!
María Elena García: ‘La inclusión beneficia a toda l…
Australia detecta el primer caso local de la variant…

Caso Isspol: Justicia de EE.UU. pide confiscar bienes de Chérrez y Luzuriaga

Imagen referencial. Chérrez y Luzuriaga enfrentan un cargo de “conspiración para cometer lavado de dinero”, según las denuncias presentadas tras una investigación que implica el uso indebido de fondos del Isspol. Foto: archivo / EL COMERCIO

Las autoridades estadounidenses reformularon cargos contra el empresario Jorge Chérrez Miño y a John Luzuriaga Aguinaga, ambos de Ecuador, por su presunta participación en una trama de soborno y lavado de dinero que involucra el fondo de pensiones del Instituto de Seguridad Social de la Policía (Isspol).

Tanto Chérrez, quien fue consultor de inversiones, como Luzuriaga, que trabajó como director de Riesgos del Isspol y fue miembro del Comité de Inversiones de dicha entidad, enfrentan un cargo de “conspiración para cometer lavado de dinero”, según las denuncias presentadas en marzo de 2021 en una corte federal del Distrito Sur de Florida, tras una investigación que implica el uso indebido de fondos del Isspol.

En una nueva denuncia, presentada el 14 de octubre de 2021, la justicia estadounidense incluyó la confiscación de ciertos bienes de ambos imputados. Tras ser declarados culpables de una violación del Título 15, Código de los Estados Unidos, ambos “perderán cualquier propiedad real o personal, involucrada en tal delito, o cualquier propiedad rastreable a dicha propiedad”, señala la reformulación de cargo. Los fiscales pidieron la confiscación de bienes y propiedades por al menos USD 176 millones.

Según publica diario EL Universo, el Departamento de Justicia (Fiscalía) presentó ocho cargos en contra de los acusados, relacionados con supuestos lavado de dinero, sobornos, fomento de actividades ilícitas y ocultar actividades ilegales, entre otros.

También mencionó violaciones a la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero (FCPA, por sus siglas en inglés), como la de un delito contra una nación extranjera, específicamente Ecuador, relacionada con sobornos a un funcionario público y la “malversación” de fondos públicos. Estos delitos suman un total de 70 años de cárcel para Chérrez y 60 años para Luzuriaga, de acuerdo con la acusación que consta en los documentos públicos del proceso.

Luzuriaga, residente en Florida, fue arrestado el pasado 26 de febrero de 2021 y tuvo su primera comparecencia en una corte federal el 1 de marzo, mientras que las autoridades estadounidenses han emitido una orden de arresto contra Chérrez, quien se cree que se encuentra en México.

De acuerdo con las denuncias penales, entre los años 2014 y 2020, el consultor de inversiones Chérrez pagó más de USD 2,6 millones en sobornos a funcionarios del Isspol, entre ellos a Luzuriaga, a quien entregó presuntamente USD 1,39 millones.

El objetivo era obtener fondos de los negocios de inversión del Isspol y en cuyo comité de inversión Luzuriaga tuvo “influencia” en las decisiones. Las denuncias alegan que Chérrez obtuvo supuestamente unos USD 65 millones en ganancias como resultado de la trama.

El asesor financiero recibía pagos del negocio de inversión Isspol en una cuenta bancaria en Estados Unidos, utilizaba compañías y cuentas con sede en Florida para pagar sobornos y, según la acusación, “tomó acciones para promover el plan de sobornos mientras se encontraba en el Distrito Sur de Florida”.

Con el fin de lavar el dinero ilegal y poner en funcionamiento la trama de soborno, Chérrez y Luzuriaga se valieron de compañías y cuentas bancarias con sede en Florida, incluidas numerosas compañías de fondos de inversión en EE.UU. en las que Chérrez aparecía como funcionario o director.

Suplementos digitales