3 de julio de 2019 00:00

3 399 sanciones por irrespetar derechos laborales de ciudadanos venezolanos

Ayer, el Ministerio de Trabajo hizo un operativo de control en establecimientos de Quito.

Ayer, el Ministerio de Trabajo hizo un operativo de control en establecimientos de Quito. Foto: Misael Morales / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 31
Triste 2
Indiferente 11
Sorprendido 1
Contento 4
Vanessa Silva
Redactora (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

En un año y ocho meses en Ecuador, María Carlota Marval, venezolana de 34 años de edad, no ha podido hallar un empleo formal. Es periodista con 10 años de experiencia, pero ante la falta de opciones obtiene ingresos vendiendo arepas y en trabajos esporádicos, sin contrato ni garantías.

Ha perdido la cuenta de las entrevistas laborales que ha tenido en este tiempo. Apuntó a todo tipo de anuncios, hasta como guardia de seguridad, pero nada resultó. Entiende que la situación económica del país no es la mejor, lo cual limita las alternativas para tener un empleo formal.

Hasta marzo del 2019 se registraban 240 126 ciudadanos venezolanos residiendo en Ecuador, según datos del Ministerio del Interior. La cifra se ha incrementado sustancialmente desde el 2015, cuando en los registros constaban 5 144.

Una encuesta efectuada a 1 985 venezolanos en cinco puntos de Ecuador, en marzo de este año, por la Organización de la Naciones Unidas para la Migración, reveló que el 77,4% de los encuestados reportó realizar una actividad (la mayoría en el área comercial), el resto está desempleado.

De quienes reportaron trabajar en el país, el 87,8% lo hace de manera informal y el resto, formalmente. Sin embargo, únicamente el 5,2% indicó haber firmado algún tipo de contrato laboral o dar comprobantes por sus servicios. En cuanto a los ingresos que reciben, 8,7 de cada 10 consultados dijeron que ganan menos del salario básico (USD 394).

En algunos casos presté mis servicios y nunca me pagaron. Las empresas no me contratan por mi visa temporal”. Darwin Quevedo

Darwin Quevedo: "En algunos casos presté mis servicios y nunca me pagaron. Las empresas no me contratan por mi visa temporal". Foto: Misael Morales / EL COMERCIO


Darwin Quevedo es licenciado en Administración, experto en evaluación de riesgos y posee una maestría en Finanzas. Llegó a Ecuador en mayo del 2018 y aunque ha corrido con mejor suerte que María Carlota, tampoco ha logrado encontrar un empleo formal porque, según le dicen, solo posee la visa temporal concedida por la Unasur.

Se mantiene brindando asesorías ocasionalmente, por las cuales emite facturas autorizadas por el Servicio de Rentas Internas (SRI), ya que obtuvo el número del Registro Único de Contribuyentes (RUC). En las últimas ocho semanas nadie ha pedido sus servicios. Por ahora vive de sus ahorros.

La Asociación de Venezolanos en Ecuador conoce de casos de trabajadores informales que no reciben el pago por los servicios que prestan. Y las mujeres están altamente expuestas a acoso y abusos sexuales, comentó Daniel Regalado, presidente del grupo.

Regalado dijo que también hay atropellos a los empleados cuando el trabajador gana un salario inferior al sueldo básico y tiene una elevada carga laboral. De ello responsabiliza a los empresarios que abusan de la necesidad de estas personas.

“Vine a Ecuador en mayo de este año  buscando trabajo y lo conseguí, pero mi idea es ir hasta Cúcuta  donde está mi familia. Aquí no me va mal,  pero estoy solo”.

Leandro Moreno: “Vine a Ecuador en mayo de este año buscando trabajo y lo conseguí, pero mi idea es ir hasta Cúcuta donde está mi familia. Aquí no me va mal, pero estoy solo”. Foto: Misael Morales / EL COMERCIO


Entre el 2016 y el presente año, el Ministerio de Trabajo registra 29 296 contratos laborales de ciudadanos con nacionalidad venezolana. El 48% se inscribió en el 2018. En tanto, entre el 2018 y junio de este año la entidad contabiliza 2 636 quejas por incumplimiento de las normas laborales y ha sancionado a 3 399 empleadores.

En los últimos dos años, el Ministerio ha realizado 1 695 inspecciones de trabajo para supervisar la situación de los trabajadores migrantes. Carlos Vaca Valdivieso, director de Control de Inspecciones encargado, encabezó ayer un operativo de control en distintos establecimientos de Quito. Destacó que las inspecciones son integrales y se efectúan mensualmente.

En este proceso se verifica que los dueños de negocios cumplan con las normativas, como la afiliación obligatoria de sus trabajadores al Instituto del Seguro Social (IESS), registro del contrato, pago de horas extras y suplementarias, entre otros derechos del dependiente. El control también apunta a evitar el trabajo infantil.

La inspección empieza cuando se solicitan los documentos para verificar el cumplimiento de las obligaciones; posteriormente, los inspectores entrevistan al personal para corroborar la información entregada por el trabajador.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (14)