20 de August de 2011 00:01

La variabilidad del clima seguirá

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

En menos de 24 horas, el clima de Quito cambió. Ayer, hasta el mediodía, hubo sol y la temperatura promedio alcanzó los 17 grados. Fue una mañana que causó sofocones a los conductores de vehículos particulares y a los peatones que transitaban por las calles y plazas del Centro Histórico.

La variación del clima sorprendió luego del aguacero y la granizada del jueves pasado, que causó caos en la circulación y tomó desprevenidos a los peatones.

Jacinto Núñez, jubilado que frecuenta caminar por la Plaza Grande, ayer llevaba un paraguas y un abrigo. A las 10:55, decidió desprenderse de su ropa para caminar en camisa de manga corta. “Uno no sabe qué puede pasar con este clima. El jueves andaba sin paraguas y me mojé”.

[[OBJECT]]

Fabián Salas, técnico del Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inamhi), dijo que el aguacero del jueves pasado fue muy torrencial. “Quito soportó la lluvia más fuerte de todo el país en las últimas 24 horas”.

Se las conoce como chubascos del verano. La característica de las lluvias entre julio y agosto es que son ocasionales. Sin embargo, son de fuerte intensidad y de corta duración. Por esta razón, según los pronósticos, se prevé que continúen este fin de semana.

Conforme al reporte del Municipio, el jueves, luego de la granizada y del aguacero, los puntos más críticos donde se presentaron emergencias fueron los pasos deprimidos de La Y, de la América y de la Orellana, en la intersección con la avenida 10 de Agosto.

También el desprendimiento de las tapas de pozos en la calle Brasil. Además hubo inundaciones en una clínica privada.

En el informe de la Empresa Pública Metropolitana de Agua Potable y Saneamiento (Epmaps) se detalló que el problema en el sector de La Y se repite. Es desde la construcción del paso deprimido, que disminuyó la capacidad del colector. Esa razón técnica dificulta el desalojo del agua.

Fernando Peñaherrera, gerente encargado de la Epmaps, explicó que además de lo ocurrido en La Y, los colectores y las captaciones de agua de las calles Brasil, Isla y Veintimilla trabajaron a presión y eso generó acumulación de agua en las calles. La Epmaps atendió la emergencia con ocho vehículos hidrosuccionadores.

También hubo el apoyo del Cuerpo de Bomberos del Distrito. Asimismo, se envió personal y motobombas a Cumbayá y Nayón donde hubo inundaciones. Hasta el balance de ayer no se reportaron víctimas ni accidentes graves. Solo emergencias por acumulación de agua.

En la intersección de las avs. De los Shyris y Naciones Unidas también hubo caos en el tránsito por la cantidad de agua que corrió por las calles. La Policía desplegó personal en el sector de los túneles donde se acumuló el agua sin causar daños.

Las descargas eléctricas dañaron los semáforos en intersecciones transitadas lo que se produjo caos en el tránsito. Hasta el mediodía de ayer, los aparatos no funcionaban en la av. Teniente Hugo Ortiz, en el sur.

En intersecciones de la av. Maldonado, en el sur, ayer había dispositivos dañados. Eso ocasionó dificultades en los cruces más transitados.

Carlos Avilés, taxista de la Cooperativa Cumandá, contó que el jueves se demoró 45 minutos en llegar desde la av. 6 de Diciembre y Eloy Alfaro hasta el centro comercial El Jardín. “Había zonas intransitables. La visibilidad era mínima y los trancones en las vías eran desesperantes”.

Ayer, en la mañana, personal de Parques y Jardines del Municipio inició la tarea de retirar las ramas que se cayeron de los árboles de las avenidas Amazonas y Occidental. Hubo árboles que se cayeron sin registrar daños a vehículos o personas.

El pronóstico del Inamhi de que llovería ayer por la tarde, sí se cumplió. Desde las 15:30 comenzaron las lluvias y se escucharon truenos en la ciudad.

El Municipio anunció que se mantendrá un operativo para atender las emergencias.

Otras medidas

Las autoridades del Municipio realizaron un recorrido la tarde y noche del jueves por las zonas más afectadas. El propósito fue tener un balance.

Jorge Albán, alcalde encargado, informó que desde la próxima semana se iniciarán los trabajos en una estación de bombeo, que está ubicada en el paso deprimido de La Y, en el norte.

La Epmaps informó que se trabaja en la construcción de un colector de alivio en la quebrada Caicedo, que ayudará a solucionar los problemas en La Y.

La Secretaría de Seguridad mantendrá vigilancia durante el fin de semana por el anuncio de más lluvias en Quito. El plan es atender las emergencias graves.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)