13 de August de 2011 00:01

El sol acompañó en el inicio del feriado

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Un ambiente relajado, con un tránsito ligero y gente caminando tranquila por las principales calles, parques y plazas de la ciudad marcaron el inicio del feriado.

A las 09:00, en la Terminal Terrestre de Carcelén, en el norte, la actividad fue regular. Los destinos con mayor demanda fueron Mindo, Pedro Vicente Maldonado, Los Bancos e Imbabura. Cerca de 50 personas en cada ventanilla esperaban comprar su boleto para partir.

Andrea Acosta, vendedora de la cooperativa Flota Imbabura, comentó que el jueves hubo más pasajeros. “Ayer salieron seis buses hacia el norte (Ibarra y Tulcán), normalmente salen cuatro”. Hubo muchas personas que no pudieron salir porque los buses llegaban llenos desde la Terminal Quitumbe. Los viajes hacia Guayaquil y Cuenca no tuvieron mayor demanda.

Con el argumento de una supuesta falta de unidades, algunas compañías querían incrementar el costo de los pasajes. Varios usuarios buscaban comprar sus pasajes sin importar el precio, otros protestaron por este incremento.“Nos quieren cobrar USD 5 a cualquier lugar”, se quejaba un ciudadano que se dirigía a Pedro Vicente Maldonado. Un miembro de la Policía Nacional intervino e indicó que “si se cobra más de lo debido, se pasará un informe a la empresa correspondiente”.

El intenso sol de la mañana favoreció las actividades deportivas y recreativas en los parques y plazas de la ciudad. En La Carolina, las personas aprovecharon la mañana para ejercitarse. “Aprovecho los feriados para caminar porque no tengo más tiempo”, dijo Mercedes Boada, quien recorría a pie el parque.

En La Alameda, el negocio más frecuentado fue el alquiler de botes. Familias, grupos de amigos y parejas ocupaban los 20 botes que navegaban por la laguna. “El sol favorece para que la gente venga”, dijo Rodrigo Rivera, encargado del negocio.

En el Centro Histórico hubo más actividad. A las 11:30, turistas nacionales y extranjeros paseaban, muchos de ellos con un helado en la mano. Hasta esa hora, el Museo Alberto Mena Caamaño había recibido a 600 visitantes. “Vine con mi familia a ver la remodelación del museo de cera”, dijo Byron Váscones.

En el parque lineal Machángara, en el sur, hubo poca concurrencia. Hubo congestión en los alrededores de la Terminal Terrestre Quitumbe.

Tags
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)